Priests – Nothing Feels Natural

AvatarPublicado por

 

Pocas bandas pueden presumir de tener un sonido que al mismo tiempo que suene sencillo, también resulte fresco y versátil; todo de primera intención. La banda de Washington, DC. lanza su primer LP Nothing Feels Natural para demostrarnos que su aguerrido post-punk tiene con que quedarse musicalmente, a la par que proyectan una ansiedad, una frustración, un enojo, muy acorde al escenario que se vive en el vecino país del norte después de las elecciones.

La música del grupo se sostiene de una estupenda base rítmica, con la baterista Daniele Daniele y el bajista Taylor Mulitz marcando el pulso de todos los cortes, dándole suficiente espacio a las guitarras, arreglos y voces para fluir de forma natural, para de esta manera, entregarnos momentos con instrumentaciones ruidosas y enloquecidas o momentos mas limpios y melódicos. Surf, punk y pop son en su mayor parte, las bases musicales que toma el grupo para lanzar una maleable propuesta que nunca decae.

En la inicial “Appropriate”, por ejemplo, nos encontramos con un gran tema que condensa parte de lo que hablo, pero que en algún punto pasa de un tranquilo interludio a una deconstrucción sonora donde guitarra y saxofón pelean en una guerra sin cuartel (un saxofón que parece por momentos poseído por John Zorn)  y en donde Katie Alice, la vocalista, suena mas furiosa que nunca. En “Jj” nos encontramos por otro lado, con un piano que juguetea con la guitarra dándonos un surf punk donde igualmente la vocalista aporta un sentido mas sucio al todo a través de su interpretación musical. Así, canción por canción, el disco se va descubriendo para compartirnos sus hallazgos y mostrarnos sus afilados dientes, solo para demostrarnos que están de nuestro lado.

En pocas palabras, Nothing Feels Natural nos termina llevando de un lado a otro, sin decaer en su apuesta musical, con una variedad estilística que hace bastante disfrutable el ruidoso y aguerrido trayecto. Una muestra de lo que el grupo es en estos momentos y que nos deja con una buena perspectiva de lo que pueden llegar a crecer. Y contra lo que su título reza, en ellos, todo se siente natural.

Recomendable para quienes gusten de un sonido emparentado a bandas como Savages, White Lung y Sonic Youth.