Neptuna & Cana – Andén Foro Cultural

AvatarPublicado por

No se puede hablar de la creación de Neptuna sin separarlo de lo que es Colectiva Lunar, un círculo creativo de mujeres con sede en Guadalajara, a la cual pertenecen las integrantes del grupo y donde se realiza una labor que llama la atención por lo multidisciplinar de su propuesta, asumiéndose como una plataforma que busca fortalecer lazos por medio del trabajo artesanal y artístico desde la autogestión. En ese terreno fértil es donde nace Neptuna y desde donde lanzan su propuesta llena de energía femenina y psicodelia, o como ellas mismas lo llaman: “Hypnotrip sabrodelic Rock”.

El lugar elegido para la presentación de su EP fue el Andén Foro Cultural, en el corazón de las nueve esquinas en Guadalajara. El acto en vivo sería iniciado por otra propuesta muy distinta a la del acto principal, pero que no desentonaba en lo absoluto: el dueto Cana, un proyecto electrónico de corte ambiental, hipnótico y juguetón, que mediante sus composiciones de progresiones minimalistas, nos hizo sentir por momentos como en el bar Bang Bang de Twin Peaks.

Terminando el set de Cana, hubo un performance por parte de Kiyo Gutiérrez, de fuerte mensaje femenino. Ese tipo de actos es difícil verlos en eventos de música y por tanto, es una oportunidad que ofrece el frente común que forma la Colectiva Lunar, dando un mensaje muy firme de hacia donde apuntan.

Poco después, empezaría la presentación de Neptuna que como una especie de rito prehispánico, envolvían el ambiente con olor a Copal. La presentación, aunque corta, fue suficiente para darnos una probada de lo que el grupo es y por donde pueden llevar su sonido. Una propuesta psicotrópica y garagera, por momentos espacial y con el ruido como hilo conductor. Llaman la atención canciones como “Cáctacea”, un trip desértico y pachecón, (con aullidos de coyotes incluidos), bastante divertida y pegajosa; “Ninguna”, un track semi-instrumental donde más se nota esa influencia espacial que llevan consigo (si el anterior tema salió de un viaje de peyote, este parece envuelto en un halo de LSD). “Mar Rojo” por su parte, tiene una interesante y potente melodía, pero la parte vocal no me convence, empezando por el que creo, es un guiño a Café Tacuba (Ya me desmentirán si no es así), aunque en vivo suena mejor que lo que escuché en el demo. “Cuarzo” nos ofrece su veta de mayor ruido y furia, con una incursión en el rap por parte de la vocalista, haciéndolo un tema intenso y singular.


El grupo pasó la prueba y dejó un buen sabor de boca. Con detalles que pulir, pero que siendo un grupo tan joven y con tal energía, deja buenas expectativas a nivel musical y escénico. Enhorabuena.

*Fotografías del evento por Luna Mar Ina (Excluyendo la del grupo completo de origen anónimo).

*Fotografía de estudio por Gonzo Bojorquez.