El Ferviente Deseo de Amor de “La mujer camaleón”

Jorge VegasPublicado por

A lo largo de la historia de la música han existido una gran cantidad de agrupaciones conformadas en su totalidad por mujeres, ya sea como una banda tradicional con instrumentistas o conformada simplemente por cantantes, y en los últimos años, el número de bandas lideradas por mujeres ha crecido extraordinariamente. La mujer tiene diferencias biológicas con el varón, como la cintura más estrecha, diferente distribución y cantidad de vello, sus genitales son diferentes y sus mamas, a diferencia del varón, están desarrolladas, pero una de las tantas cosas que poseen por igual hombres y mujeres es el gusto por la música y las ganas de sobresalir en el medio artístico.

Entre esas ganas de sobre salir y de hacer cosas distintas en el arte mencionaremos a Polly Jean Harvey, mejor conocida en la escena musical como PJ HARVEY; quien es una cantante, compositora, escritora y poeta de nacionalidad inglesa y ¿qué no podemos decir de esta musa de la música que no se haya dicho o escrito en algún otro lado?

PJ Harvey, simboliza la reinvención personal constante, cosa que le ha valido su sobre nombre “La mujer camaleón” al igual que figuras de la talla de David Bowie, Tom Waits y Nick cave. Ha sido esa búsqueda implacable de reinvención que le ha llevado a explorar fusiones y sonidos en la música que le han servido para mantenerse siempre a la vanguardia, nunca quedándose en una zona de confort a la hora de trabajar, ella siempre intenta caminar con los sonidos e instrumentos hasta volverse uno ella también.

Esto se vio, desde su disco debut Dry (1992) donde se le ve acompañada por su poderosa guitarra y con una dulce pero también feroz voz. Un look andrógino, una figura retadora y una producción de fotos sacudieron a la prensa y al público. Ya sea porque mostraba sus axilas sin depilar, o porque aparecía semidesnuda, ella demostró al medio que poseía características distintas a cualquier otra interprete.

Pero fue en su su tercera producción To Bring You My Love, lanzada en febrero de 1995 donde su sonido se volvió ambiguo, experimental, acompañado de una figura cautivadora y sensual muy alejada de sus inicios.

El sonido de este álbum está fuertemente inspirado en el blues, en el hard rock y el grunge que aun inundaban el mercado internacional, pero algo que posee a diferencia de cualquier otra obra de la artista, es esa sutil interpretación erótica que añadió PJ HARVEY  a cada canción, además de la fusión de instrumentos poco utilizados como el vibráfono o la marimba que acompañaron a sus letras ciertamente poéticas.

La temática del disco está fuertemente influenciada por las relaciones sentimentales y las sensaciones encontradas en el camino del amor que van desde el deseo, el odio y hasta la venganza, temas que se ven abordados en canciones como “Rid of Me”, “Rub Til It Bleeds” y una de las joyas del disco, dándole  nombre al mismo es “To Bring You My Love” que no es nada más que el ferviente deseo de amar con todas las fuerzas sin importar sacrificar todo para poder conseguirlo.

¿Qué había pasado con la chica desalineada y con las axilas sin depilar? , obviamente todo fue parte de un alter ego, una figura física de su música en aquel álbum de 1992 y la cual tenía que ser abandonada pues era momento de adoptar otra apariencia propia de la música y en este momento era el turno delo Bring You My Love en donde era primordial el componente visual que emanaba Harvey con sus hipnotizadores, sensuales y vigorosos movimientos corporales propios del video “Down By The Water”.

El disco fue muy bien recibido por la crítica especializada, revistas de gran renombre compararon el trabajo de PJ HARVEY con artistas de la talla de Nick Cave o Tom Waits, situación que le serviría en un futuro para relacionarse con estos personajes, poder seguir enriqueciendo su sonido y experimentando siempre en busca de una faceta distinta. A casi 25 años de To Bring You My Love, sigue pareciendo que los años no le alcanzan a pisar los talones a este emblemático álbum, por el contrario, sigue emanando esa atracción y encanto que le dio el reconocimiento internacional del público.