A la de 3…¡¡¡¡Felices 40 años!!!!

Jorge VegasPublicado por

El 8 de mayo de 1979 salía a la luz el primer trabajo de The Cure Three Imaginary Boys, el debut de una las bandas más influyentes de los últimos tiempos y un disco que separaría al After Punk del llamado Punk Rock dándole vida al Post Punk, creando un movimiento propio e independiente con una cultura y estética única que marcaría una tendencia en distintos países.

Three Imaginary Boys debe su nombre a que en su momento estaba formado por 3 integrantes: Robert SmithLol Tolhurst y Michael Dempsey. Actualmente el único integrante que se mantiene desde el principio es Robert, no por ello negaremos que el álbum tiene la esencia de cada integrante, por ejemplo, Michael Dempsey tuvo el privilegio de haber sido el único integrante de The Cure, además de Robert, en interpretar una canción como vocalista. El tema que cantó fue el cover de Jimmy Hendrix:Foxy Lady”.

El álbum no posee un concepto en general, es un collage de interpretaciones personales de la vida, se puede notar  el relato de un suicida en “Subway Song”, podemos apreciar una ruptura amorosa en “Objet” esa misma melancolía y crudeza se refleja en la letra de “10:15 Saturday Night”, inclusive la soledad que atrae el término de una relación sentimental. Podemos notar las ganas de sobresalir entre muchas bandas de Inglaterra en “Killing An Arab” y la nostalgia juvenil amorosa a flor de piel en “Boys Dont Cry” aunque estas últimas dos fueron incluidas hasta 1980 en una nueva versión del disco, forman parte de este álbum. Sin duda la historia que partió a más de dos al escuchar el álbum fue la de aquel muchacho que se rinde ante el amor de una mujer a la que ha perdido, e intenta disimular su estado emocional «riendo, escondiendo las lágrimas de mis ojos, porque los chicos no lloran»hiding the tears in my eyes, ‘cause boys don’t cry«).

Es imposible negar el lugar de The Cure en la historia del rock y sobre todo, cuando nos entregó un material de tal magnitud realizado por tres jóvenes quienes en 1979 jamás imaginaron que su sonido experimental y melancólico iba a desencadenar a una de las bandas más grandes que existen y a dar el empuje que le faltaba a uno de los movimientos de mayor renombre en muchos países como lo sería el Post Punk.