Tommy – Listening to you I get the music

AvatarPublicado por

Tommy

Tommy – La historia de abuso y sanación que concibió al Pinball Wizard

El álbum Tommy fue lanzado en 1969 y al escucharlo suena tan enérgico, adictivo y estrepitoso como hace 50 años. Destaca el hecho de que los integrantes de The Who tenían entre 22 y 24 años cuando crearon uno de los primeros álbumes conceptuales que adoptaron el formato de rock ópera.

Mediante la exploración del trauma infantil, el abuso y la liberación espiritual, The Who llegó al estrado donde bandas como Led Zeppelin y The Rolling Stones seducían con sus composiciones, formando parte de una de las generaciones más prolíficas de la historia del rock.

Basta observar con atención las dinámicas e interacciones de los cuatro integrantes al interpretar los fragmentos del álbum Tommy durante los conciertos de Woodstock y Isle of Wight para sumergirse en la grandeza de los padrinos del punk.

La historia

El capitán Walker desaparece durante una expedición, se presume muerto mientras su esposa da a luz a Tommy, años después se revela que el capitán sobrevivió y, a su regreso, se entera que su esposa tiene una nueva pareja. En un arranque de ira, el padre de Tommy mata al hombre. La señora Walker lava el cerebro a Tommy para hacerle creer que él no presenció dicho asesinato. Esto genera que el joven pierda sus sentidos, dejándolo sordo y ciego.

Tommy visualiza el mundo exterior a través del sentido del tacto y su imaginación, los cuales se desarrollaron con el paso del tiempo, mientras eso pasaba, varias personas, incluidos miembros de su familia, abusan de Tommy de diversas maneras.

Tommy concibe habilidades especiales que lo convierten en un destacado jugador de pinball. Sus padres lo llevan con un doctor el cual le ordena que mire un espejo; el joven se obsesiona con su reflejo y después de pasar largos periodos mirando su reflejo en un espejo en casa, su madre lo destroza y esto termina por sanar su bloqueo mental, logrando que Tommy recupere sus sentidos.

Tommy se convierte en un líder religioso y crea su propia doctrina, consiguiendo miles de seguidores, sin embargo, terminan por rechazarlo al oponerse a sus reglas. La credibilidad y poder de Tommy son reprochados y el héroe termina por desilusionar a sus discípulos.

The Who

Amplificadores devastados, guitarras despedazadas y baterías convertidas en escombro.

Tommy suena a rebeldía, juventud, frenesí, anarquía, salvación, suena tan glorioso como una banda de rock consagrada debe sonar. Escuchar el fragmento de “See me, feel me” que forma parte del track “We’re Not Gonna Take it” genera un llamado a lanzar tus posesiones por la ventana, iniciar un culto, alzarte y conquistar el mundo mientras exclamas: “Following you I climb the mountains, I get excitement at your feet” hasta expulsar el último rastro de oxígeno de unos pulmones enardecidos de placer.

Tommy posee riffs de guitarra épicos, de los que desangran los dedos al ser interpretados, ecos de una batería agitada y trepidante y letras conmovedoras cantadas por una de las voces más potentes del rock. Al escuchar este álbum en toda su longitud se incurre en un ritual de liberación mediante la aniquilación de los demonios que desean consumirnos y que no podrán resistir el sonido certero y contundente de una banda tan explosiva y original como sólo The Who y sus cuatro gigantes llegaron a ser.

 

Como lo expresara Cameron Crowe en su film Almost Famous:

“Listen to Tommy with a candle burning and you will see your entire future”.