Cuatro Caminos: más allá del Re

Jorge VegasPublicado por

A casi 16 años del lanzamiento del álbum Cuatro Caminos de CAFÉ TACVBA, recuerdo nuevamente lo que fue una de las mejores producciones que ha realizado la banda de Satélite. El material es un trabajo que nos fue entregado cuando los “Tacvbos” ya lo habían logrado todo y le habían demostrado a México que son una de las mejores bandas de rock nacional que han existido, por lo que su trabajo plasmado en este álbum estaría esperando las más fuertes críticas, ya que el público exigiría más después de las entregas anteriores Re, Avalancha De Éxitos”  y Revés/Yo Soy, que para esos días ya eran obras consideradas cumbres. Gracias al trabajo de los integrantes, el álbum cumplió con su objetivo y superó las expectativas logrando grandes ventas, críticas y reconocimiento internacional.

1)

La fusión de géneros y sonidos fue la clave fundamental del trabajo, puesto que cada trackdel disco posee un tono distinto del otro. Cuando apareció el primer sencillo del disco “Eo” muchos pensaron que era la continuación de las raíces rítmicas del cuarteto que ya habían demostrado anteriormente, como si fuera un tema perdido del Re por su ritmo y letra desfachatada.

La canción que nos abre las puertas del disco y a un sonido más cercano a la euforia de lo llamado “Indie” es “Cero y Uno”por su base rítmica y las guitarras distorsionadas. La gloria llegaría a este álbum con “Eres” un año después, fue la canción que trascendió el tiempo y el espacio con una aportación cultural (Fue elegida como una de las 100 mejores canciones de México por Canal 11) y social (Se imaginan cuantos mexicanos fueron procreados gracias al derroche de miel en esta canción) junto con el video, pues ejemplifica perfectamente los sentimientos y deseos de un enamorado.

2)

Una de las canciones que tomó por sorpresa a todos es “Recuerdo Prestado” pues no suena a nada que hubiera hecho antes CAFÉ TACVBA, el sonido de este tracknos demuestra que la banda en realidad buscaba realizar un álbum más alternativo y deseaba alejarse de lo “guapachaso” para abrirse camino en un terreno experimental de la misma forma que en “Encantamiento Inútil”.

No podía faltar la oda al amor en este disco y la alegría que surge por haber encontrado a esa persona especial como se realizó en discos anteriores. En esta ocasión esto le corresponde a “Puntos Cardinales”. Como todo buen disco, posee una joya guardada para aquellos melómanos que de principio a fin escucharon el disco una y otra vez “Mediodía”, que es literalmente un poema con acordes bien ejecutado y sobre todo cargados de una vibra positiva y melancólica a la vez, y como es costumbre en la banda, no podía faltar tampoco el momento para llorar con “Desperté”.

A tantos años de este disco no creo que los seguidores del cuarteto de Satélite puedan creer que algún otro álbum es mucho mejor que este, o que en realidad los “TACVBOS” tengan mejores producciones, lo que sí es un hecho es que este álbum marcó un después y un ahora en la música mexicana por su arriesgado sonido y la interesante fusión que presentó por allá del 2003, pero como siempre el lector será quien tenga la última palabra.