Fiesta espiritista

AvatarPublicado por

Crónica del concierto de Los Espíritus en C3 Stage

*Fotografías por Miguel Angel Avilés

El pasado miércoles 27 de noviembre, la banda argentina Los Espíritus arribó a nuestra ciudad dentro de la gira que presenta su cuarto disco ‘Caldero’.  Ofrecieron un enérgico ritual de rock latino y psicodelia que cimbró los muros del foro C3 Stage durante más de dos horas.

La banda encargada de abrir la noche fueron la banda local UAY, los cuales tienen puntos en contacto con Los Espíritus con su rock psicodélico de influencia latina y quienes ofrecieron 5 temas que tuvieron muy buena recepción de un público atento que minuto a minuto abarrotaba más el lugar.

Tras una breve pausa para reacomodar el escenario y acudir a la barra para refilar bebidas, a las 10:40 pm, y ante un lleno total, aparecieron Los Espíritus con su sencillo “Buenas Noches”. «Mares», «El Servidor», «La Mirada» y «El Viento» fueron las encargadas de encender el fuego, con una base rítmica impecable, una fuerte presencia de guitarras eléctricas y la inconfundible voz de Maxi Prietto, «El árbol de los venenos» fue la encargada de cerrar esta primera recta del concierto. Las luces se apagaron unos segundos para tomar un respiro y un trago de cerveza.

Reanudaron con «Jugo», tema que la gente recibió con tanta energía que al finalizar escuchamos “¡Muchas gracias, ché!”. A partir de este momento, todo fue más relajado, el caldero había sido encendido y ahora estaban cocinando un brebaje de blues, funk, boogie, rumba y ritmos antillanos en el que sonaron «Destino», «Semillas de luz», «Cigarros y tragos» y «Motivos». Otra breve pausa en la que Prietto alzó su cerveza y dijo “¡Que buena onda, salud!”. Reanudaron con «Ola blanca», «Las sirenas» y «Las armas las carga el diablo», para despedirse por primera vez del escenario en punto de las 12:00 pm con «Plegarias».

El ambiente estaba tan álgido que tardaron apenas dos minutos en regresar para ofrecer una total fiesta espiritista en la que la gente cantó y bailó a ritmo de «Vamos a la luna»,» Noches de verano», «La rueda que mueve al mundo» y «Huracanes». Entre ovaciones se despidieron de nuevo, pero el griterío del público los obligó a regresar para poner el broche de oro con «Lo echaron del bar».

Los Espíritus han logrado fusionar un estilo inconfundible, en su nuevo disco ‘Caldero’ suenan mejor ensamblados que nunca y su potencia en vivo los convierte en un referente del rock latino actual.