PALABRAS IMPOSIBLES DE OLVIDAR

AvatarPublicado por

Han pasado 25 años desde que Los Rodríguez lanzaron su tercer y último disco de estudio Palabras Más, Palabras Menos [DRO, 1995], una brillante despedida que es considerada como la mejor placa de la banda hispano-argentina.

Palabras más, Palabras menos

Los Rodríguez fueron una banda que cumplió con los cánones del rock and roll; cuando Ariel o Andrés se refieren a aquellos años, coinciden en que todos los mitos que rodean a Los Rodríguez fueron reales: sexo, drogas, salas de ensayo, furgonetas, hoteles, entrevistas, armas, denuncias y egos. Envueltos por este contexto resulta natural que en cinco años su relación se desgastara hasta disolverse. Sin embargo, en el momento justo previo a su separación, pero en el punto más álgido de creatividad, registraron esta obra maestra.

Es cierto que Calamaro había crecido en su protagonismo como figura y como músico, sin embargo, también era palpable que Rot estaba en un momento excelente y juntos lograron convivir por última vez, casi como dos solistas, en una banda engrasada por Julián Infante, guitarrista ex Tequila que muriera en el 2000 a manos del SIDA; Germán Vilella, baterista; y Daniel Zamora, para entonces bajista titular, quien se quitara la vida en 2007.

El disco fue grabado en ‘El Cortijo’ un estudio situado en las inhóspitas montañas de San Pedro de Alcántara, España y la producción corrió a cargo del recurrente Joe Blaney, quien había sido productor de Prince, The Clash, Tom Waits, entre otros, sin embargo, la referencia directa era el trabajo que realizó con Charly García.

Era tan impresionante el momento que atravesaba la banda que Calamaro aparecía con ‘Para No Olvidar’ y Rot le contestaba con ‘Mucho Mejor [Hace Calor]’, Calamaro bautizó el álbum con su Palabras Más, Palabras Menos y Ariel puso la punta de lanza con el primer tema, ‘Milonga del Marinero y el Capitán’, y como si hiciera falta, el disco estuvo aderezado con distintas colaboraciones que lo impregnaron de mayor misticismo todavía.

Joaquín Sabina le obsequió a Andrés una letra [cuenta la leyenda que fue improvisada en un boliche], para que le pusiera música, el resultado es ‘Todavía una Canción de Amor’. La guitarra gitana de Raimundo Amador está presente con su sonido inconfundible en ‘Para No Olvidar’. En ‘Mucho Mejor [Hace Calor]’, no sólo aparecen las voces de Ariel y Andrés, para este tema fue convocado Coque Malla, que en aquel entonces lideraba a Los Ronaldos. Sergio Makaroff, constante colaborador en letras de Los Rodríguez, vuelve a aparecer en ‘La Puerta de al Lado’, un track entrañable. Julián Infante había compuesto algún tema para los discos anteriores, sin embargo, nunca había prestado su voz en la grabación, aquí lo escuchamos en ‘Extraño’, una canción que le compuso a su padre y ha tomado un brillo especial después de su deceso.

Así, Los Rodríguez nos brindaron su último lote de canciones. Trece temas tocados por la magia en la que suenan ecos de Dylan y los Stones, lo mismo que de Sabina y de Tequila. Trece temas que pasan por el rock, la rumba, la milonga, el reggae y la ranchera. Trece temas en los que cristalizan su mitología de piratas, vagabundos, pistolas, anti-prohibición y juegos de azar.

Con estas cartas en la mesa era imposible perder la partida. Palabras Más, Palabras Menos fue un éxito en ventas y no sólo es el mejor disco de Los Rodíguez, sino uno de los mejores discos de rock en español de todos los tiempos. Hoy cumple 25 años y sobran motivos para celebrarlo: a su salud.