Melómanos y Coleccionistas (IX)

AvatarPublicado por

Rodrigo «Bola» Torres es una de esas personas que el amor a la música lo ha llevado a estar de alguna forma en distintos proyectos que tengan que ver con ella, desde su labor como selector en distintos foros de la ciudad, a ser uno de los fundadores de este blog y el principal impulsor de las ediciones impresas de Great or Small, aunque sobre todo, siempre será un gran amigo y una excelente persona. En esta ocasión, nos comparte mucho de lo que ha sido la música para él.

¿Quién es Rodrigo “Bola” Torres y cuál es su relación con la música, aparte del coleccionismo?

Creo que en realidad sólo alguien que la disfruta mucho, y que por lo mismo termina de repente involucrado en situaciones alrededor de ella. Por ahí del 2007 empecé a programar música en foros de la ciudad y escribiendo reseñas, crónicas y artículos para algunos medios. También a partir del 2017 junto con un buen amigo empezamos un fanzine… siempre ha sido más un hobbie que otra cosa, pero en todo momento tratando de hacerlo con formalidad, seriedad y de la mejor manera posible.

¿Cómo te iniciaste en el coleccionismo?

Supongo que un poco como todos. Inicialmente por un gusto muy marcado por la música influencia de un par de tíos y principalmente de mi hermano mayor quienes se desenvolvían mucho alrededor de ella; de tal modo que ciertos discos se fueron convirtiendo en el sonido de fondo de mi niñez y que terminé adoptando. Al ir creciendo fui añadiendo gustos propios a la mezcla y con el acceso, aunque fuera poco, a algún dinero empecé a comprar y a coleccionar discos.

¿Cuál fue el primer álbum que obtuviste por tu cuenta?

Buena pregunta… como te decía anteriormente, mucha de la música que escuché de niño ya estaba ahí, entonces no tuve la necesidad de comprar muchos de los discos “clásicos” en esos momentos. Creo que podría ser Be Here Now de Oasis o a lo mejor un poco antes los Use Your Illusion de Guns N’ Roses o Avalancha de Héroes del silencio. Sinceramente no lo recuerdo, pero de haber sido alguno de estos últimos el formato fue cassette.

¿A cuántos álbumes asciende tu colección?

De acuerdo a lo que aparece en la App de Discogs 1,030, entonces debe ser algo alrededor de ese número. Sólo cuento los vinilos que es el formato por el que me decanté tras un trágico robo que sufrimos mi hermano y yo por allá del 2005. Alguien se metió a nuestro departamento y lo único que se llevaron fue la colección de CDs… Malditos.

¿Qué tendencia musical hay en tu colección?

Hacia la que más tiende es al rock y sus variantes, principalmente folk/americana, brit, twee pop y blues. También hay una sección más o menos digna de rock en español.

¿Cuánto es lo más que has pagado o pagarías por un álbum?

Depende de muchos factores, no soy muy dado a pagar extra por versiones especiales o super exclusivas, si aparecen y están dentro del rango de lo que considero normal ¡adelante!, pero cuando duplican el precio a una edición normal, suelo irme por ésta última. Creo que alrededor de los $1,000 sería el tope si es un disco difícil de conseguir o que de verdad considere imprescindible, no tanto por su valor como item coleccionable, sino por el significado que pueda tener para mí la música que contiene.

¿Cuál es el disco más entrañable que tienes?

Entrañable… No lo sé jaja. Creo que serían varios también y por distintos motivos, tengo una copia de LIFTED… de Bright Eyes que cubre varios puntos: es primera edición, fue un regalo de una prima a la que le tengo mucho cariño y en un concierto me lo firmó Conor Oberst, ese puede ser uno.

También podría ser una primera edición de Arthur… de The Kinks o de Blood On The Tracks de Bob Dylan que son de mis discos favoritos. Mi esposa me regaló Treinta Minutos Más De Vida de Moris cuando llevaba tiempo buscándolo y no daba con él, también mi hermano me regaló Random de Charly García cuando estaba carísimo y era más o menos difícil de conseguir, fue un bonito gesto y es un gran disco. Diría que todos ellos son discos entrañables en mi colección.

¡Ah! También un amigo me regaló su copia de The Masterplan de Oasis en un momento en que no se conseguía fácilmente, era el que me faltaba para completar la discografía y tuvo ese gran detalle, más adelante cuando se reeditó se lo repuse.

¿Cuál es la mayor rareza?

No sé qué tan raros puedan ser realmente, pero se me ocurren primeras ediciones de After The Gold Rush de Neil Young, Piper At The Gates Of Dawn de Pink Floyd, Bone Machine de Tom Waits y Today!  de Mississippi John Hurt.

Pudieran ser también la versión especial de A Letter Home de Neil Young, grabado en la cabina de Jack White en Third Man Records, trae la versión “en crudo” del disco y algunos 7’’ directos de la máquina o el sencillo doble de The West Will Rise Again de Thee Silver Mt. Zion Memorial Orchestra, esta limitada a 1,000 copias y lo estuvieron vendiendo de manera directa en sus conciertos.

¿Qué disco es todavía objeto de deseo?

Muchísimos jaja, a ver… el sencillo de Things Have Changed de Bob Dylan, Stripped de The Rolling Stones, After Chabón de Sumo, You Are The Quarry de Morrissey, Jarvis de Jarvis Cocker, Strange House de The Horrors, Do It Yourself de The Seahorses, The Dirty Boogie de The Brian Setzer Orchestra, The Remote Part de Idlewild… Son muchos jaja, mi cumpleaños es en diciembre por cierto.

¿Tienes álbumes dentro de tu colección que no te gusten o los tengas por otros motivos?

Sí, no muchos, pero tengo varios discos que me han llegado porque familiares o personas cercanas saben que colecciono discos y de repente se quieren deshacer de los suyos, así que me los traen. Algunos los conservo y otros los voy sacando poco a poco.

¿El último que adquiriste?

Song For Our Daughter de Laura Marling.