Melómanos y Coleccionistas (XI)

AvatarPublicado por

ENTREVISTA A SERGIO PALACIOS

Nuestro melómano y coleccionista en esta ocasión es un personaje que de unos años a la fecha se ha ido dando a conocer por su canal de Youtube  Skew Eyed Records, en donde nos comparte su melomanía y nos habla de diversos tópicos enfocados a la música (el cual recomendamos ampliamente); el mismo proyecto se ha expandido hasta conformar una disquera, la cual ha lanzando un álbum, prácticamente agotado ya, que se ha vuelto de culto dentro de la música independiente mexicana: el compilado Ladran los Perros, donde el mismo Sergio es el productor y cerebro del álbum. Sin más, dejemos que él mismo nos cuente todo acerca de su colección privada y como vive la música. De antemano muchísimas gracias por su tiempo y disposición, y no dejen de ver sus entretenidos y reveladores videos.

¿Quién eres y cuál es tu relación con la música, aparte del coleccionismo?

Soy un junkie de la música. Durante años toqué, no toco bien y me dediqué mejor a sacar otros proyectos aparte. 

¿Cómo te iniciaste en el coleccionismo?

Hablando de viniles, es algo muy curioso porque mi hermano en Paris coleccionaba discos compactos, y una vez le pregunté a mi cuñada si él seguía clavado con ellos y me dijo que no, que ahora lo estaba con los Lp’s. Me comentaba que sonaban mucho mejor y como yo nunca había dejado de comprar, dije: ¡de aquí soy! y me enfoqué en ellos. Y como siempre he seguido mucho a mi hermano, me empecé a meter en Ebay, pues antes los conseguías muy, muy baratos. Yo ya tenía discos por mi cuenta; viví en París mucho tiempo pero ya tenía guardados muchos discos en casa de mi madre. Lo único que hice fue empezar a volver a comprar; te estoy hablando de mil novecientos noventa y ocho, más o menos. en ese tiempo conseguías discos de hasta diez pesos.

¿Cuál fue el primer álbum que obtuviste por tu cuenta?

Te puedo hablar de los primeros que me regalaron mis papás cuando era un escuincle menso de cinco años y que están en estado lamentable: Uno de Pedro y el Lobo, uno de Cri Cri y uno de The Beatles de la película Yea! Yea! Yea! 

¿A cuántos álbumes asciende tu colección?

En total, entre compactos, casettes, 7” y Lp’s, que son la mayoría, deben ser como diez mil.

¿Qué tendencia musical hay en tu colección?

Música en inglés sobretodo. Decidí juntar todos los géneros, porque si empezase a dividirlo en heavy metal, rock pesado, rock progresivo, etc. no te la ibas a acabar; entonces junté todo: Jazz, jazz rock, rock pop… todo lo puse en un solo mueble. Básicamente es mucho en inglés, mucho pop en español y mucha música en francés debido a mi estadía en Francia.

¿Cuánto es lo más que has pagado o pagarías por un álbum?

Lo más que he pagado… Mmmm. Muy buena pregunta. Fíjate que durante mucho tiempo vendí en Ebay y tuve joyas del rock psicodélico que ahora están a precios inaccesibles. Lo más que pagué fue por la edición colombiana de Los Caifanes que fueron tres mil pesos, pero yo sí te pago fácil los cinco mil, seis mil pesos que piden por el disco de Nuevo México, el Hecho en Casa. Arriba de diez mil pesos ya no pagaría. 

¿Cuál es el disco más entrañable que tienes?

Aunque cada disco depende de un estado de ánimo, tengo seis discos que son lo máximo para mí. Está el New Skin de CRX, la banda del guitarrista de The Strokes, Nick Valensi. Llegó un momento de mi vida donde había tronado con una chica, me sentía de la fregada y ese disco llegó en esa fase y me encantó ¿Cosas que pasan, no? Los otros discos que te comento son My Maudlin Career de Camera Obscura,  After Laughter de Paramore, Happy People de Peace, el disco homónimo de Allo Darlin’. Aunque si hay algún disco al que le tenga un gran afecto es sin lugar a dudas el que yo saqué, pues es la realización de un sueño. Fue Algo muy satisfactorio tener por fin el el compilado Ladran los Perros de Skew Eyed Records en mi tornamesa, lo cual representó un esfuerzo de muchos años y una gran aventura. Fue algo padrisimo y muy satisfactorio. 

¿Cuál es la mayor rareza?

Tengo varios que podrían considerarse raros, pero luego me pongo a pensar que tal vez no lo son. Si hay uno que puedo considerar raro es el disco Live Roskilde 95 de Aive with worms, una banda danesa. Cuando lo compré, el vendedor en Dinamarca me preguntó que como era que  conocía a esta banda sí era muy, muy local y le dije  que fue porque fui al Festival de Roskilde, Dinamarca; estaba feliz de vendérmelo. 

¿Qué disco es todavía objeto de deseo?

Ando buscando uno que es muy difícil de conseguir: el de Hecho en Casa de Nuevo México. Hay varios de los que alguna vez tuve y que luego vendí como el de Náhuatl, el de El Ritual o el de Toncho Pilatos que volví a comprar pero en reedición. Yo de guey los vendí por Ebay cuando estaba casado y ahora me arrepiento.

¿Tienes álbumes dentro de tu colección que no te gusten o los tengas por otros motivos?

Creo que tengo mucha bulimia. Discos que luego compro y no me gustan, ahí los dejo, ahí se quedan. Uno en específico podría ser el Nevermind de Nirvana; no entiendo a la banda, no sé qué le ven, se que igual ofendo a gente. Lo tengo porque la edición mexicana del disco es muy rara y porque cuando estás en la peda lo sacas. Pero nunca me ha gustado.

¿El último que adquiriste?

After Laughter de Paramore, el cual me encanto, se me hace una chulada de disco.