Great or Small: Anuario de letras 2020 (IV)

AvatarPublicado por

Continuamos con la cuarta entrega de los proyectos que formarán parte de la edición 2020 de Great or Small: Anuario de Letras, de Primero Fue El Sonido. Pueden consultar la información respecto a esta edición y otros grupos participantes en este link.

Disq – E.E.U.U.

Muy probablemente el premio al hype del año es para la banda de Wisconsin: Disq. Por meses el primer sencillo de su segundo álbum, lanzado por Saddle Creek, estuvo dando vueltas en los rincones preferidos de la intelligentsia musical indie prometiendo una nueva banda con quien obsesionarnos.  Todo esto habría sido imposible de sobrellevar para una banda joven de no ser por el afortunado accidente de haber cumplido con las expectativas. El quinteto del Medio Oeste Americano se ha presentado con una obra ecléctica, contundente y que presagia un futuro ilimitado.

 

Porridge Radio – Inglaterra

Durante los últimos años el título de mejor banda británica de rock kilo por kilo no ha tenido un dueño claro, el panorama se ha alejado del monolito de antaño para presentarnos tendencias nuevas. En este contexto la amalgama de lo-fi/bedroom pop/smarter punk de Porridge Radio nos hace recordar a fragmentos y piezas de un rompecabezas familiar presentado de una forma brillante y nueva. Después de escuchar Every Bad el verdadero reto es sacarlo de tu cabeza y en realidad, ¿para qué querríamos eso?; Aún no sé quién es el actual campeón de los pesos pesados de las islas, pero una seria candidata al título viene de Brighton.

 

S.G. Goodman – E.E.U.U.

En Old Time Feeling, su disco debut en solitario, S.G. Goodman presenta la belleza y la problemática de ser de Kentucky (y en general del Sur Americano) de una forma brutalmente honesta, tal vez demasiado en comparación con la imagen que hemos aprendido de versiones más prototípicas y en muchos sentidos caricaturizadas de los Johnnny Cash de turno, más preocupados por representar a los good old boys que las situaciones coyunturales que permean a una sector social orgulloso pero abatido por los cambios de las últimas décadas. Una obra que recompensa a quienes logran apreciar el arte sin adornos ni paliativos.

 

Nap Eyes – Canadá

En la cuarta placa del colectivo liderado por Nigel Chapman, Snapshot of a Beginner, encontramos un crecimiento integral de la banda, desde la producción musical más cuidada hasta una profundidad en las letras que vuelan a través del sarcasmo sin caer en el cinismo que suele acompañar a los niños terribles del lo-fi actual. Cada canción es un pequeño planeta construido por Chapman que es susceptible de ser apreciado de forma única por el escucha, algunos son brillantes y simples y otros encierran capas y capas de conflictos internos lo que puede hacer pensar en una obra inconsistente cuando en realidad es una obra cercana a lo que en nuestros países conocemos como realismo mágico. Casi como la vida.