20 discos favoritos del 2020

AvatarPublicado por

Un año más de buena música

Continúan las listas y recuentos del año y, como ya todos conocemos la mecánica, voy directo al grano. Les dejo los 20 discos que más disfruté durante este año, una brevísima semblanza de cada uno de ellos y el video de algún tema del disco (versiones en vivo/sesiones cuando es posible) y al final un playlist con la lista completa en sus versiones originales.

Mejores 20 discos del año 2020

Empecemos la cuenta regresiva:

20.-Working Men’s Club – Working Men’s Club

Sampleos, cajas de ritmo, sintetizadores, post-punk… Con tan solo 18 años de edad Sydney Minsky-Sargeants lidera a Working Men’s Club, quienes con su homónimo debut están haciendo mucho ruido por ahora en Inglaterra (sobre todo en su natal Yorkshire) aunque si sigue la tendencia pronto se expandirá al resto del mundo. Un disco que a pesar de la juventud de sus creadores logra hacer justicia a la tradición de bandas tan emblemáticas como Happy Mondays, New Order o LCD Soundsystem.

 

19.-Fontaines D.C. – A Hero’s Death

Con el éxito obtenido con Dogrel (2019), el quinteto irlandés decidió aprovechar el momentum y sacar rápidamente su segunda placa. Para muchos este sería el trabajo que aclararía la especie de enigma en cuanto a orientación y sonido que la banda presentó en su primer LP y que podría llevarlos a la cima de manera contundente. En realidad, me parece que no pasa ninguna de las dos cosas, sin embargo, esto no es necesariamente malo. A Heroe’s Death continúa de manera sosegada la construcción de un proyecto joven con muchísimo potencial, disfrutemos de este muy buen álbum y esperemos que nos tienen preparado para el futuro.

 

18.-Happyness – Floatr

Happyness mantiene su paso firme como una de esas bandas que logran mantener ese aire de “joya oculta” a tiempo que crecen disco tras disco. En esta ocasión Floatr, su tercer LP muestra su lado más ambicioso en cuanto a la manera de dejarse llevar; lo que antes parecía estar ligeramente contenido, en este disco explota desacomplejadamente y da excelentes resultados. Es imposible saber si los ingleses darán el brinco a la fama que sin duda merecen o si permanecerán como una especie de banda de culto, en cualquier caso, esperemos que la calidad continúe como hasta ahora.

 

17.-Nicole Atkins – Italian Ice

Nicole Atkins lanza Italian Ice como su siguiente paso tras el muy buen trabajo Goodnight Rhonda Lee del 2017. La vitalidad y potencia de la estadounidense no solo sigue ahí, sino que se presenta en plenitud, esto sobre el sonido de una banda que parece estar perfectamente engrasada. En este disco se mezclan sonidos clásicos de la música americana de distintas épocas con la frescura que Nicole ofrece a través de su voz. Este LP parece ser la antesala a lo que podría ser el estallido definitivo de la artista.

 

16.-Hazel English – Wake Up!

Tras un par de EPs presentados en 2016 y 2017, la cantante australiana aparece de manera formal en la escena indie pop con un debut contundente y sumamente sólido. El trabajo cuenta con 10 temas que fluyen de una manera sumamente agradable presentando cada uno de los atributos de Hazel: frescura, melodías pegadizas y una agradable sensación de calidez. Un disco para disfrutar de principio a fin.

 

15.- Andrew Bird – HARK!

Para estas alturas Andrew Bird ya ha hecho de todo, y en esta ocasión, termina lo que inició el año pasado.  Se trata de HARK! su nuevo disco que retoma los seis temas del EP presentado en 2019 y los completa para llegar a 13 temas que mezclan alegorías y elementos de clásicos navideños con composiciones originales impregnadas del sonido clásico del de Chicago. Un disco de temporada que se disfruta en cualquier momento.

 

14.- Sports Team – Deep Down Happy

Tal vez el debut con más hype de este año llega vía el sexteto inglés Sports Team. Tanto por sus actuaciones en directo como por sus controvertidas declaraciones, Deep Down Happy tenía mucho por demostrar y dentro de lo que es el denominado indie rock, da la talla. Se trata de una banda que mezcla ironía con absurdo y que parece tomarse muy en serio de manera despreocupada. Un acto que recuerda a Art Brut y eso, al menos para este humilde servidor, está muy bien.

 

13.- Bright Eyes – Down In The Weeds, Where The World Once Was

Tras nueve años de ausencia llega el nuevo y sorpresivo disco de Bright Eyes. Se trata de una placa que si bien, en relación a sus trabajos anteriores, parece estar menos sostenida en las letras de Oberst; ya que los arreglos de Nate Walcott, la producción de la banda (léase Mike Mogis) y la participación de un ejercito de artistas en la interpretación equilibran la balanza, siguen siendo estas su gran distintivo. El disco habla de la pérdida, específicamente la muerte de Matty, el hermano de Conor y de su separación conyugal. Si bien no es su LP más sólido, es un trabajo arriesgado que termina por llegar a buen puerto.

 

12.- Sorry – 925

Si bien 925 es el debut oficial de la banda londinense, éste llega tras una serie de sencillos y mixtapes que ya habían generado altas expectativas en el mundo indie y especialmente en Inglaterra. 925 cumple con creces y refleja la libertad y autogestión que la banda ha promulgado desde sus inicios. Sin encasillarse en un género, exploran sonidos diversos logrando mantener la coherencia para que el disco funcione como una pieza sólida.

 

11.- Eels – Earth To Dora

Tras un par de discos quizás excesivamente introspectivos (incluso para los estándares de Eels), Mr. E vuelve con Earth To Dora, una placa mucho más equilibrada tanto en melodía como en ritmo y en la que perdura persiste la honestidad, crudeza y ternura de Everett. Un disco que, cuenta con sencillos evidentes y con tracks de perfil más bajo para ser descubiertos poco a poco, no hay que olvidar nunca que con Eels la paciencia siempre recompensa.

 

10.- Disq – Collector

Por meses el primer sencillo de este, su segundo álbum, estuvo dando vueltas en los rincones preferidos de la intelligentsia musical indie prometiendo una nueva banda con quien obsesionarnos. Todo esto habría sido imposible de sobrellevar para una banda joven de no ser por el afortunado accidente de haber cumplido con las expectativas. El quinteto del Medio Oeste Americano se ha presentado con una obra ecléctica, contundente y que presagia un futuro ilimitado.

 

9.- Cabbage – Amanita Pantherina

Cabbage presenta en su nuevo LP 11 canciones cargadas de energía con letras que son a la vez ingeniosas y políticas. De esta manera el quinteto inglés captura y muestra su opinión respecto al estado actual de las cosas. Si bien este disco tiene una sensación más ligera que su antecesor Nihilistic Glamour Shots (2018), la rabia sigue estando presente. Una banda construyendo una discografía sólida que sin duda hay que seguir de cerca.


8.- Sløtface – Sorry For The Late Reply

El segundo álbum de la banda noruega mantiene la chispa y el frenesí de su debut Try Not To Freak Out (2017), pero se refina con un sonido más seguro de si mismo. Sin perder su punto de vista crítico y político, el disco invita a la acción a través de melodías sumamente pegajosas, un disco para quienes buscan contenido y también para quienes disfrutan de un buen coro para mover la cabeza.

 

7.- IDLES – Ultra Mono

Con el peso del rotundo éxito de Joy As An Act Of Resistance (2018) el quinteto de Bristol vuelve con su tercera placa discográfica. Lejos de evadir la utilización de clichés y lugares comunes respecto a su cruzada contra el racismo, el odio y la intolerancia IDLES los abraza como recursos y produce a través de ellos un nuevo disco que se presenta a sí mismo tal cual es desde la portada. Joe y compañía siguen en buena forma.

 

6.- Laura Marling – Song For Our Daughter

Después de tres años de espera, llega el nuevo disco de la que, dada su precocidad, podría ser considera una veterana del folk. Se trata de su séptima placa; un trabajo conceptual dedicado a su hipotética hija y a las reflexiones sobre el mundo que heredará. Un sonido casi desnudo pero exquisitamente trabajado hicieron de nuevo a la de Hampshire, Inglaterra contendiente al Mercury Prize.

 

5.- Nap Eyes – Snapshot Of A Beginner

En la cuarta placa de los canadienses encontramos un crecimiento integral de la banda, desde la producción musical más cuidada hasta una profundidad en las letras que vuelan a través del sarcasmo sin caer en el cinismo que suele acompañar a los niños terribles del lo-fi actual. Cada canción es un pequeño planeta construido por Chapman que es susceptible de ser apreciado de forma única por el escucha, algunos son brillantes y simples y otros encierran capas y capas de conflictos internos.

 

4.- Bob Dylan – Rough And Rowdy Ways

Dylan presenta una nueva obra en la que se hace todavía más evidente su postura adoptada hace décadas, la del desapego total a este mundo y la entrega absoluta a su arte. Si bien es imposible dimensionar e incluso descifrar el peso de su obra y de su persona, la realidad es que también resulta un tanto innecesario. Ser testigos en tiempo real de lo que desde su realidad confecciona y nos comparte es suficiente. De hecho, ese sonido que sólo una vida de estar casi siempre en la cima, y siempre más allá del bien y del mal produce, es mucho más que suficiente.

 

3.- False Heads – It’s All There But You’re Dreaming

Tras alrededor de cinco años como banda y varios sencillos y EPs, este año el trío londinense lanzó su anticipado debut y no decepcionó en lo más mínimo. Un sonido de guitarras atraviesa el LP, con riffs que recuerdan el punk de los 70s apareciendo a través de los temas sobre el predominante sonido garage del disco. La producción con toques DIY muy bien trabajada hacen que se sienta como una sólida pieza, sin duda una banda a la que hay que seguir muy atentamente.

 

2.- Porridge Radio – Every Bad

La amalgama de lo-fi/bedroom pop/smarter punk de Porridge Radio nos hace recordar a fragmentos y piezas de un rompecabezas familiar presentado de una forma brillante y nueva. Después de escuchar Every Bad el verdadero reto es sacarlo de tu cabeza y en realidad, ¿para qué querríamos eso? No por nada los de Brighton estuvieron nominados al Mercury Prize de este año.

 

1.- Phoebe Bridgers – Punisher

Una Phoebe Bridgers que parece estar en estado de gracia presenta su segundo LP, tras haberse aventurado en un par de proyectos colaborativos (Boygenius, Better Oblivion Community Center). Punisher presenta a la californiana con una voz más sólida respecto a su primer trabajo y que apunta para grandes cosas dentro del indie/folk/rock de la década que inicia.

Playlist: