RECORDmendación #21: Bandwagonesque – Teenage Fanclub

AvatarPublicado por

Sin importar lo involucrado que estemos en las novedades musicales, siempre hay discos que nunca hemos escuchado y que para otras personas constituyen experiencias básicas dentro de su construcción de gustos ya sea por su calidad, por su importancia formativa o por el impacto creado en su momento.

En este ejercicio uno de nuestros colaboradores, recomendará un disco que considera valioso/importante a otro colaborador que lo escuchará por primera vez. La idea de esto es conocer las impresiones alrededor de un mismo disco; una desde la óptica de quien lo ama y lo recomienda, y otra desde la de alguien que lo acaba de conocer.

Recomienda: Alex Torres

Escucha por primera vez: Rodrigo “Bola” Torres

Disco: Bandwagonesque (1991)

Artista: Teenage Fanclub

Acerca de quien recomienda (Alex Torres)

¿Quién eras cuando escuchaste el disco y por qué quedó marcado en ti?

Mediados de los noventas. Dios, como los extraño. En plena lucha por demostrar que Nirvana estaban sobrevalorados (no sé a quién, ninguno de mis dos amigos sabía quién era Nirvana) me topé con una copia de la revista SPIN en la que hablaban del mejor disco de 1991, una banda escocesa que no formaba parte del brit pop había vencido a Nevermind, no podía creer que el imperio yankee doblara la rodilla mientras yo seguía en una cueva como los soldados vietnamitas que nunca se enteraron que la guerra había acabado. Inmediatamente corrí a Napster o LemonWire o no sé a dónde y lo pirateé de A a Z.

Una avalancha. Una avalancha de guitarras. Una avalancha de guitarras y power pop. Una avalancha de guitarras y power pop y espíritu.

¿Cómo ha cambiado tu percepción de la obra desde ese momento hasta la última vez que lo volviste a escuchar?

Con cada escucha el disco se ha consolidado en mi mente como un definitivo top 10 en mi lista de álbumes favoritos de todos los tiempos. Es el testamento de la primera etapa de la banda, donde la inocencia y exuberancia del hacer sin estar cien por ciento seguro de cómo enmarca a la perfección el alma del género al que abrirán puerta años después. Hoy es imposible dibujar un mapa conceptual del dream pop y lo-fi sin pasar por esta obra y sentir que muchísima de la música nueva que encontramos tiene su ADN.

Y si no tenemos ganas de pensar en el contexto y la historia y la importancia generacional y la originalidad y todas esas cosas con las que se llenan espacios en revistas y blogs, simplemente es un disco disfrutable, melódico, luminoso, lleno de riffs y coros en estado de gracia.

En conclusión, no voy a caer en el recurso fácil de la hipérbole o la comparación con los Beatles, no señor, yo no. Voy a sobrepasarlo diciendo que, si peak McCartney y Alex Chilton alguna vez hubieran colaborado en un disco, ese disco se llamaría Bandwagonesque.

Canciones favoritas:

“The Concept”

“Star Sign” (en mi opinión la mejor canción de 1991, big deal)

“Alcoholiday”

 

Acerca de quien escucha por primera vez (Bola)

¿Quién eres musicalmente?

Escuchar música es de las cosas que más disfruto, por esta misma razón intento empaparme de nuevos proyectos, de hecho, esa es la principal razón de este blog y de nuestro anuario de letras. La música hacia la que más tiendo es el rock y sus variantes, aunque creo que al día de hoy, lo que más me mueve es el folk/americana, el twee pop, el blues rock y el punk rock. También me interesa y gusta mucho el rock en español.

¿Por qué nunca habías escuchado el disco?

En realidad sí lo había escuchado, sé que es uno de los favoritos de mucha gente da la que respeto su gusto musical y por quienes he descubierto muy buenas cosas, incluidos entre ellos mi hermano, por lo que yo calculo que alrededor de inicios de los dos miles me di a la tarea de escucharlo. Por supuesto me gustó, pero creo que en ese momento al estar metido de lleno en la explosión de bandas de esa época y seguir escuchando bastante el brit pop lo dejé de lado. En ese momento aun no me adentraba en las bondades del sonido slacker y ese tipo de alternativo, digamos que más fino, por lo que no aprecié su importancia en el momento. Es por esto que Alex me lo RECORDmienda nuevamente, será una oportunidad para escucharlo a conciencia y descubrirlo.

Diario de la primera escucha

Definitivamente es un gran disco, desde los primeros acordes y versos de “The Concept” se siente algo especial. Al conocer ciertas cosas acerca del disco, esta primera nueva escucha es algo engañosa, por ejemplo, esta vez me generó una ligera sensación de pretensión que me queda claro no existía, de hecho me parece que por el contrario, es esa ignorancia de estar creando una especie de “molde” para lo que vendría después lo que lo hace tan bueno. Eso y la calidad de las canciones por supuesto. En este primera re-escucha me quedo con las melodías guitarrescas y sonidos identificables en bandas tan queridas como Pavement, The Flaming Lips, The Lemonheads, The Stone Roses, Neil Young, Beach Boys e incluso Daniel Johnston por mencionar algunas.

Reacciones a la segunda escucha

Ha desaparecido ese inicial aire a pretensión, ahora más bien me parece una mezcla de talento natural y un excelente equilibrio entre claridad sobre su idea del disco y libertad (cortesía de Creation) para hacer lo que les diera la gana. En esta ocasión trato de apartarme del contexto en el que aparece y de su indudable trascendencia para enfocarme en el disco en sí mismo. En este sentido una de las cosas que llama mi atención es lo sólido y vigente que es, es decir, lo poco que desentonaría si saliera en este momento en cuanto a propuesta; en cuanto a calidad, definitivamente sería un trabajo extraordinariamente destacado. En pocas palabras, en esta segunda re-escucha me pareció un disco que brilla por su simpleza (en el mejor sentido de la expresión) y que es en una palabra irrepetible… y respecto a esto, creo que ha habido y seguirá habiendo, varios intentos fallidos.

Conclusiones ¿Lo recomendarías?, ¿a quiénes?

Por supuesto que sí. En realidad a cualquier persona, pero especialmente a quienes tienen especial cariño por el sonido de los 90’s ya sea en versión americana o inglesa. También a todos los interesados en el rastreo de discos clave para entender la música de guitarras actual. Una obra maestra dentro de este género y uno de sus cimientos. Por último, no tengo idea si la banda logró hacerse de esa gran bolsa de dinero que aparece en la portada, pero espero que así haya sido, éxito bien merecido, aun con el estigma que puede suponer la distribución de una multinacional para una banda hasta el momento independiente. Si eso es venderse, ojalá todas las bandas lo hicieran.

Mensaje a la persona que recomendó.

Muchas gracias, tu terquedad una vez más se traduce en algo bueno. Un nuevo disco entra a la fuerte rotación. Pasan los años y Alan McGee sigue dándome regalos, aunque sea de manera indirecta.

 

 

Quién recomendó (Alex Torres)

 ¿Qué concluyes después de la impresión de Bola sobre el disco?

Celebro que te des cuenta, aunque tarde, que lo mejor es siempre hacer lo que digo. Y para todos los escépticos, los negacionistas y los conspiranoicos que no aceptan la grandeza incandescente de la dupla Blake/Love, yo les digo: Quemen a Teenage Fanclub si les parece, pero antes de hacerlo no olviden quemar otras cosas, a Phoebe Bridgers y a Wilco. Quemen a The Radio Dept. Quemen a Death Cab for Cutie, Alvvays y Camera Obscura. Y no se olviden de quemar a Beach House, porque todo esto no lo tendrían sin cuatro chicos escoceses, una bolsa amarilla llena de dinero y un montón de ganchos fuera de control.