RECORDmendación #23: Jazz Blues Fusion – John Mayall

AvatarPublicado por

Sin importar lo involucrado que estemos en las novedades musicales, siempre hay discos que nunca hemos escuchado y que para otras personas constituyen experiencias básicas dentro de su construcción de gustos ya sea por su calidad, por su importancia formativa o por el impacto creado en su momento.

En este ejercicio uno de nuestros colaboradores, recomendará un disco que considera valioso/importante a otro colaborador que lo escuchará por primera vez. La idea de esto es conocer las impresiones alrededor de un mismo disco; una desde la óptica de quien lo ama y lo recomienda, y otra desde la de alguien que lo acaba de conocer.

Recomienda: Enrique Carlos

Escucha por primera vez: Tony Spinotti

Disco: Jazz Blues Fusion (1972)

Artista: John Mayall

 

 

Acerca de quien recomienda (Enrique Carlos)

¿Quién eras cuando escuchaste el disco y por qué quedó marcado en ti?

Tenía unos 16 o 17 años cuando escuché este disco por primera vez. En aquellos años me encontraba en constante búsqueda [junto a mis colegas] de un sonido que intuíamos que existía pero que no terminábamos por definir ni encontrar. El maestro Genaro Palacios, líder de la Gato Gordo Blues Band, referente y leyenda viva del género en nuestra ciudad, nos invitó a su casa una tarde a conversar y escuchar un poco de blues. Supongo que Genaro entendió perfectamente la búsqueda que estábamos realizando y de manera sabia nos descubrió este disco. Lo escuchamos esa tarde juntos, en su sala y no lo podíamos creer, era justo lo que habíamos estado buscando. Desde entonces se convirtió en un disco de cabecera, es incontable las veces que lo hicimos sonar en el estero de la camioneta de Naranjito Blues [2007-2012]. Pero este magistral disco, no sólo englobaba los sonidos y ritmos que veníamos buscando, si no que era como un manual inagotable, además de disfrutarlo lo estudiamos y nunca dejamos de aprenderle. Es un disco que deslumbra a principiantes y veteranos por igual. No importa cuándo lo escuches, da la sensación de que siempre lo escuchas por primera vez. Una joya, sin duda. Un directo tocado por la magia, para la posteridad.

¿Cómo ha cambiado tu percepción de la obra desde ese momento hasta la última vez que lo volviste a escuchar?

Hace dos años encontré este disco en formato vinyl en perfecto estado, desde luego no lo dejé escapar. Desde entonces a la fecha lo he tenido muy presente, supongo que la última vez que lo escuché fue hace unas tres semanas. Mi percepción no cambia, sigue siendo un disco de cabecera cuando se trata de blues. “Es un disco que deslumbra a principiantes y veteranos por igual. No importa cuándo lo escuches, da la sensación de que siempre lo escuchas por primera vez […] para la posteridad”. 

Canciones favoritas:

Imposible, es un disco sin desperdicio. Pero puestos a elegir, por pura nostalgia:  «Good Time Boogie» y «Change Your Ways».

 

Acerca de quien escucha por primera vez (Tony Spinotti)

¿Quién eres musicalmente?

Alguien afecto a un abanico grande es estilos, sobre todo dentro del rock. Aunque como todo mundo, con cierta inclinación a ciertas cosas. En mi caso, siempre he tenido un gusto hacia la música más ríspida, de ahí mi gusto hacia géneros como el punk, el garage, el noise o el thrash metal. Aunque también mantengo un lado algo azotado, suave y triste dentro de lo que escucho.

¿Por qué nunca habías escuchado el disco?

Ni lo conocía, básicamente. Sí conozco a John Mayall, aunque sólo he escuchado algunas cosas sueltas, nunca a fondo.

Curiosamente, el blues no me es ajeno, pues sí he escuchado varias cosas, aunque también es cierto que nunca me ha clavado más allá de lo que me he ido encontrando aleatoriamiente, mucho menos me he sumergido dentro de su historia y sus variantes estilísticas, por eso, al darme la opción Charly de que tipo de blues quería escuchar, me di cuenta por un lado, que lo he escuchado un tanto superficialmente, y por otro, también me daba gusto que viniendo de alguien tan clavado con ello y que incluso lo llegó a tocar de manera profesional, pudiera aprender más en forma acerca de su historia y sus distintas caras; siempre viene bien entender de dónde surgen otras cosas. 

Diario de la primera escucha

Cuando escuché el álbum, estaba haciendo algunas otras actividades que no necesitaban demasiado mi atención y me permitían escucharlo al mismo tiempo. Casi sin darme cuenta a la tercera canción, ya estaba yo totalmente sumergido en el boogie, moviéndo la cabeza y los pies como un poseso. No sé de quién escuché, o dónde lo leí, que no había mejor indicativo de encontrarse ante un buen disco que “la patita”: el que tu pie se mueva casi por sí solo ante lo que está escuchando; si esto es verdad, entonces estaba ante un GRAN disco.

Reacciones a la segunda escucha

En una segunda escucha lo seguí disfrutando como la primera vez. Si algo tiene este álbum es que no llega a cansar, suena con una frescura y naturalidad apabullante en cualquier momento que lo escuches. Un Jam constante en toda la extensión de la palabra, con instrumentos diversos entrando y saliendo, y haciendo gala cada uno de sus posibilidades dentro de un universo muy lúdico. Incluso, en escuchas subsecuentes creo que uno podría concentrarse en los distintos instrumentos encontrando distintos matices y hallazgos, como si nos encontráramos ante un master class. No cabe duda que John Mayall es una de esas figuras que entendieron, se apropiaron y explayaron el género. 

No sé si al final entendí un poco más acerca del género, creo que para ello debo escuchar más cosas y más variantes (yo creo que tendré que preguntarle más a Charly) pero lo que sí es seguro, es que acabo de descubrir un disco al que fácilmente podría recurrir nuevamente, un disco que no sé si así sea considerado, pero podría entrar entre los mejores álbumes grabados en vivo. 

Conclusiones ¿Lo recomendarías?, ¿a quiénes?

¡Vaya que sí! creo que a cualquier amante de la música, así sea que estés muy empapado o no del género, puede resultar una experiencia muy divertida y hasta adictiva. El hecho de que sea en vivo y por la calidad misma de la grabación, hace que te transportarte a pie del escenario. 

Mensaje a la persona que recomendó.

Un excelente disco el que me recomendaste, Charly. De cierta forma entendí el espíritu de lo que un grupo de blues como del que formaste parte quiere transmitir al estar en un escenario. Creo que este disco es una especie de referente para quien quiere dedicarse a ello. Como ya comenté, tal vez todavía no entiendo mucho más del género y sus variantes, pues creo que para ello me tendrás que compartir más música. Pero como un acercamiento al género es revelador. Y ya de entrada, me ha interesado escucharme más cosas de John Mayall.

Quién recomendó (Enrique Carlos)

¿Qué concluyes después de la impresión de Tony Spinotti sobre el disco?

Que escuchamos el mismo disco, envolvente y lúdico en efecto… una master class. Que bien que te atrapó y lo disfrutaste, Toño. Si gustas, seguimos con algunas recomendaciones extras, para ir conociendo un poco más sobre blues, sus raíces y ramificaciones. Ya sabes… ¡Mantén el blues con vida!