The Turtles – Happy Together

Mike RiottPublicado por

Contexto

Al igual que The Animals y The Hollies, The Turtles es de esas bandas que injustamente (o ignorantemente) se les a colocado el mote de one hit wonder, aún teniendo una abundante cantidad de hits. En el caso de The Turtles, esto debido al aplastante éxito de la canción ‘Happy Together’. 

Pero The Turtles fueron mucho más allá. Una banda única, que con las excelentes armonías vocales de Howard Kaylan y Mark Volman, se unían a ese selecto grupo de bandas expertas en el rubro como The Association, The Beach Boys, The Mamas and the Papas y The Byrds. Para estos últimos, había una admiración muy grande de parte de The Turtles, tan es así, que esa admiración los llevaría a nombrar a la banda con un nombre referente a un animal, y en un homenaje todavía más claro, originalmente el nombre estaba mal escrito, así como el de The Byrds, y se llamaban The Turtles. 

Además de que ambas bandas compartían una admiración por Bob Dylan, lo que llevaría a ambas agrupaciones a realizar excelentes covers al totem del folk, y a tener un álbum nombrado como una canción de Dylan («It Ain’t Me Babe» de The Turtles, y «Mr. Tambourine Man» de The Byrds, de donde se desprenderían los exitosos sencillos del mismo nombre, aunque serían The Turtles los primeros en conseguir tener un hit de la autoría de Dylan).

Otro aspecto que los unía, era esa maestría para realizar, tanto canciones propias, como versiones a otros artistas, además de Dylan, claro está (como dato curioso, aquel himno folk de protesta, «The Eve of Destruction», que hiciera famoso Barry McGuire, originalmente fue ofrecido a The Byrds para grabarlo, pero ellos lo rechazaron, y posterior a eso, The Turtles harían una excelente versión a aquella joya). 

 

Happy Together Lado A.

A la llegada del histórico 1967, The Turtles ya llevaban una carrera de dos álbumes, y sería entonces cuando presentarían una tercera placa que les traería el estrellato total: Happy Togeter, de la mano de su conocidísimo sencillo «Happy Together», y de los otros sencillos, «She’d Rather Be With Me» y «Guide for the Married Man». Con la producción de los mismos Howard Kaylan y Mark Volman, en complicidad con el master del vinilo y futuro fundador del sello Sundazed, Bob Irwin, además de Joe Wissert y Bones Howe, productor de The Association, siendo el resultado más que perfecto.

«Makin my Mind Up» abre el álbum de manera excelente, con las armonías perfectas de Kaylan y Volman, y los característicos metales que la banda solía incluir. Llega el turno del tercer single del álbum, «Guide for the Married Man», original de John Williams, y que sería compuesta para la cinta del mismo nombre. Los violines dan la bienvenida a «Think I’ll Run Away», un corte más tranquilo, pero no por eso tedioso, armonías impecables que no decaen en ningún momento, además de una trompeta avanzando discretamente; este track es el primero del álbum en ser de la autoría de Volman y Kaylan.

Nuevamente llega una composición de Volman y Kaylan, en «The Walking Song», una canción con todo el sello pop psicodélico de la época. En «Me About You», surge la primera canción del álbum compuesta por la dupla de Gary Bonner y Alan Gordon, ex miembros de The Magicians, que colaborarían con la banda en algunas canciones. Un corte estupendo con ciertos elementos psicodélicos y unos metales estupendos que acompañan la batería de John Barbara. Joyita.

Llega el fin del Lado A, de la mano del momento más reconocido del grupo, y que fuera el primer single promocional del álbum, «Happy Together», de la autoría nuevamente, de los ex The Magicians, Gary Bonner y Alan Gordon. Un éxito que llegaría al número uno en las listas de Billboard.

Happy Together Lado B.

Los ex The Magicians, aparecen por tercera vez en la composición, con el que fuera el segundo sencillo del álbum, «She’d Rater Be With Me», un éxito que llegaría al número tres de Billboard. un excelente track en donde la batería de John Barbata avanza de manera contundente.

«Too Young to Be One» es un corte con interesantes cambios musicales, con cierto aire a The Kinks (banda admirada por The Turtles, tan es así que posteriormente, Ray Davies sería su productor). El guitarrista de la banda, Al Nichol, entrega una composición en «Person Without A Care», un excelente momento muy instalado en el pop de los 60’s, y que no desmerece en calidad ante las otras canciones del álbum. 

Llega el turno de una composición de quien más adelante sería un auténtico patea traseros, nos referimos a Warren Zebon, colaborador de la banda, y que en este álbum colabora con la emotiva «Like the Season», en donde el talento del genio se pone en evidencia. Y para concluir semejante disco, llega otra composición de los miembros de la banda, pero ahora son Kaylan y Al Nichol, quienes nos entregan en «Rugs of Woods and Flowers», un excelente y peculiar cierre. Un corte más complejo en su instrumentación, y con una voz muy diferente. No había mejor manera de cerrar una joyita como está, que con un track de esa calidad. 

Sin lugar a dudas, Happy Together, de trata de uno de los puntos más altos dentro de la discografía de The Turtles, una banda que como señalábamos anteriormente, está muy lejos de ser un one hit wonder, y que debería ser reconocida en toda su magnitud. 

Como dato adicional, el reputado sello Sundazed, reeditaría el álbum agregando unas canciones extras al tracklist original. 

*Este artículo salió por primera vez publicado en Nopal Eléctrico Radio.