Melómanos y Coleccionistas (XV)

AvatarPublicado por

Entrevista a Ali Gua Gua.

Nuestra melómana y coleccionista esta vez, es una gran y entrañable personalidad dentro de la escena musical, desde su irrupción con Las Ultrasónicas, hasta su faceta actual de Dj, pasando por las divertidas Kumbia Queers y su incursión en el cine, entre otros proyectos. Sin más, dejemos que ella misma nos cuente todo acerca de su colección privada y cómo vive la música. De antemano muchísimas gracias por su tiempo y disposición, y dense una vuelta a su restaurant La Cañita, y no dejen de acudir a alguna de sus divertidas presentaciones como dj.

¿Quién eres y cuál es tu relación con la música, aparte del coleccionismo?

Soy Ali Gua Gua. Nací en Veracruz puerto. Soy músico, DJ, MC y cineasta, también me gusta escribir. Desde que recuerdo, la música siempre ha sido mi mejor amiga. Nunca me juzgó, ni cuestionó. Al contrario, siempre me auxilió y alivió. Mi relación con ella siempre ha sido muy cercana e intensa.

En cuanto a mi faceta de DJ, toco de todo, desde bodas -que me encantan- hasta fiestas de cumbia, rock o perreo. Pero lo que más me gusta es algo que llamo Pos-tropical que son ritmos latinos, pero con un beat electrónico.

¿Cómo te iniciaste en el coleccionismo?

A los 5 años, mi tío Mario me regaló una tornamesa de esas de cajita (era roja) que se les sale medio disco. Desde ahí fue Cri-Cri, Parchís, Burbujas, cuentos y rondas infantiles, Menudo, Timbiriche y poco a poco al ir creciendo ya eran otros discos, la colección de mi mamá y mis tíos, etc. 

 

¿Heredaste las colecciones de tu familia?

No. En realidad me fui haciendo mi colección. Pero los de mi mamá los tenía al alcance y los de mi tío cuando iba a su casa. También tenía vecinos más grandes que iban a USA y me prestaban discos también.

Por otro lado, aquí en Veracruz hay mucha marimba, mucho son montuno, salsa, son jarocho, chunchaca (así le llamamos a la música tropical que no es cumbia) cosas como Chico Ché y La Crisis, los Flamers, los Socios del Ritmo y Rigo Tovar.

 

¿Cuál fue el primer álbum que obtuviste por tu cuenta?

Fueron dos: She’s So Unusual de Cindy Lauper y Jailbreak de AC/DC . Eso fue en 1984. Tenía 10 años.

 

¿A cuántos álbumes asciende tu colección?

La verdad que no sé decirte con exactitud. Antes tenía un montón pero eran vinilos en mal estado o de plano inservibles, ya tiene rato que me fui deshaciendo de ellos y me quedé con lo que considero esencial. Últimamente me ha dado más por los 45’s, que por ahí tendré unos 400. Pero LPs no se. Para mi importa más la calidad, no la cantidad.

 

¿Qué tendencia musical hay en tu colección?

Hay de todo. Rock clásico es lo más abultado. Pero tengo mucho pop 80’s también, heavy metal y punk, también en menor medida hip hop, blues, jazz y reggae. Un poco de electrónica. También mucha cumbia viejita y nueva cumbia también. En realidad, amo (casi) toda la música, no discrimino.

¿Cuánto es lo más que has pagado o pagarías por un álbum?

Creo que lo más que he pagado son como 30 euros. No está divertido que estén tan caros los discos. Pero si es algo que me gusta mucho, tampoco me importaría pagar lo que cueste.

 

¿Cuál es el disco más entrañable que tienes?

Pues justo ese de AC/DC porque me cambió la vida y lo escuché sin cesar. También uno de Television Personalities, And Don’t The Kids Just Love It, uno de mis discos favoritos, que me costó mucho conseguir y que se me escapó varias veces. También un picture disc recopilatorio de la música de las películas de Russ Meyer, canciones que vienen en Lorna y Faster, Pussycat, Kill! Kill! entre otras. También un box set de 45’s de los sencillos de Black Sabbath hecho en Japón y que conseguí en San Francisco; suena increíble y se ve de no mamar.

 

¿Cuál es la mayor rareza?

Mmmm tal vez el Meet The Residents. Pero también tengo uno de Sergio Andrade bastante bizarro. Los 45’s de Rabbits and Carrots y Los Chijuas. Hay varias bizarradas y rarezas sin duda. El de Los Chijuas Lo conseguí en Cd. Juarez en la pulga como a 20 pesos… fui muy afortunada.

 

¿Qué disco es todavía objeto de deseo?

El Desintegration de The Cure. Tengo otros, pero ese no.

 

¿Tienes álbumes dentro de tu colección que no te gusten o los tengas por otros motivos?

Creo que todos me gustan por una razón u otra razón, como te comenté, di de baja muchísimos. Pero por decir, tengo uno de Lucero que no me gusta, pero está autografiado, entonces ese lo conservo por ser peculiar.

 

¿El último que adquiriste?

Cambie uno de The Smiths por el Closer de Joy Division. Comprados, fueron un montón de 45’s de música norteña. Cosas como los Invasores de Nuevo León, Los relámpagos del Norte y Ramón Ayala.

 

¿Alguna manía o fijación que tengas con tus discos?

Me gusta escucharlos de principio a fin sin saltarme rolas, no sé, pienso qué hay una razón por la cual los temas están acomodados así, y trato de respetar eso. También uso una aguja especial, que fue un lujazo pero que vale la pena cada surco. Es una Numark, no me sé bien el modelo, pero suena hermosa. Y esa no la saco a tocar, solo es para escuchar discos.

 

Esta última pregunta no tiene que ver con el tono de la entrevista, pero aprovechando la misma ¿Cuáles son tus próximos planes?

Seguir en La Cañita, la marisquería – bar que tenemos con mi compañera Diana en la Col. Doctores en CDMX-, hacer la música de la temporada 2 y 3 de la serie ANA, así como temas propios, y seguir presentándome donde me inviten a tocar como DJ. Gracias a ti por pensarnos y la bonita invitación.