Spinal Tap y Anvil

AvatarPublicado por

Grandes bandas de película.

Entre las pocas cosas que siempre le recomiendo a cualquier amigo, sobre todo viniendo de mi gusto por la música, está la película This is Spinal Tap, aunque casi nunca me hacen caso. Hace unos días acabe de ver otra de esas películas que me debía hace mucho, y me recordó bastante a la anteriormente citada. De la que hablo es el documental Anvil: The story of Anvil. De ahora en adelante, creo que mi recomendación será por partida doble. Quiero hablar un poco de ambas, aunque antes de leer las siguientes líneas, considero que lo mejor es que se disfruten.

Y es que aunque ambas películas pudieran ser de alguna forma parecidas, son muy distintas, por lo cual, consideré oportuno recomendarlas en un mismo post. Pero ¿qué es lo que las hace tan singulares (para quien esto escribe)? Veamos que las hermana y que las hace únicas.

This is Spinal Tap es un falso documental dirigido por Rob Reiner en la cual se cuenta la historia de una banda de Heavy Metal británica de los 80’s, desde sus incipientes inicios, mostrándonos todas sus aventuras y desventuras, las cuales son desternillantes. En pocas palabras, el film es una exagerada caricatura de una banda (como las hay muchas) que busca por todos los medios el éxito. Aunque el tono del falso documental es el de una disparatada comedia, la solvencia de los actores nos hace olvidar por momentos que estamos ante una parodia, al mismo tiempo que hacen que nos adentremos en su historia, y nos sintamos partícipes de la tragicomedia que estamos presenciando.

Por otro lado, Anvil: The Story of Anvil es un documental dirigido por Sacha Gervasi en la cual se cuenta la historia de una banda de Heavy Metal de los 80’s, a partir de su fulgurante inicio, mostrándonos todas sus aventuras y desventuras, las cuales por momentos también son bastante jocosas (aunque no sea su intención inicial). En síntesis, es la historia de un grupo de Heavy Metal canadiense que busca revivir por todos los medios el éxito que tuvo en sus primeros años. Aunque la intención es la de seguir de cerca los pasos de una banda icónica pero tristemente olvidada, la cercanía que tenemos con el grupo (específicamente, sus dos fundadores) nos hace sufrir y reír con ellos; nos sentimos pues, partícipes de la tragicomedia que estamos presenciando.

 

¿Estamos ante dos películas de género que solo les gustará a los que adoran el heavy metal y sus derivados? En lo absoluto. No es necesario ni siquiera ser fan del heavy metal para disfrutar de ambas. Las dos, a su manera, retratan lo absurdo, desastroso y por momentos, conmovedor que puede ser el mundillo de un músico que aspira a ser un rock star. Una puede llegar a ser estúpidamente divertida y la otra humanamente emotiva. En ambas, se le termina tomando cariño a la banda. Las dos, van más allá de lo que puede llegar un documental y un falso documental y a mi gusto, son dos verdaderos clásicos para los amantes del cine y sobre todo de la música. This is Spinal Tap hay que buscarla por ahí si quieres verla online. Anvil: The Story of Anvil se encuentra en estos momentos en Netflix, así que hay que aprovechar y verla antes que la quiten. Por otro lado, para quien quiera obtenerla en formato físico, salió una edición en DVD de This is Spinal Tap que curiosamente (O tal vez, no tanto) contiene el documental de Anvil. Que las disfruten.

https://www.youtube.com/watch?v=ouectLZsAfk