Enojado como un grunge en los noventa

AvatarPublicado por

Con la reciente y lamentable muerte de Chris Cornell se dio una marejada de comentarios que afirmaban que el único vestigio que nos quedaba del Grunge era Eddie Vedder. Lo cual, si nos centramos en los iconos mediáticos, es verdad; pero si nos salimos de ese terreno, la aseveración resulta tremendamente injusta y como suele suceder, bastante superficial. Lo cual, de alguna manera me molestó, pues pareciera que toda la mística del Grunge empieza con Kurt Cobain y termina con Eddie Vedder. Cuestión que se repite cuando se habla de otras corrientes musicales, pero eso ya es otra historia. Me voy a centrar en varios puntos que considero no se deben de obviar si es que se quiere hablar del Grunge, antes de caer en sentencias tan reduccionistas.

EL GRUNGE NO FUE UN GÉNERO EN SÍ

Una de las cuestiones que parece que los medios y la gente se empeña en validar, es en poner en la misma caja a todas esas bandas que fueron contemporáneas en algún punto como si tocasen un mismo estilo, cuando, realmente había un trecho grandísimo entre Alice in chains y Soundgarden de los inicios (mas enfocados al metal) con Nirvana o Mudhoney (Mas enfocados al garage y el punk). Y ni hablemos de grupos como Screaming Trees que tenían un claro interés mas dirigido hacia la psicodelia; o los mismísimos The Melvins, una de las bandas más difíciles de etiquetar, pero que en algún momento fueron parte importante de la formación del movimiento. Lo que unía de alguna manera a estas bandas más que la música, era la ideología DIY, que eran de la misma zona del país, que compartían ciertos intereses que reflejaban en sus letras y su actitud y sobretodo, que formaron un frente común pues todos llegaron a conocerse, colaborando y apoyándose entre sí, cuando menos los que eran o llegaron a Seattle. Hablaríamos entonces de una corriente o movimiento que se dio entre contemporáneos muy cercanos entre sí, más que de un interés por una estética musical específica.

ANTES DE LA EXPLOSIÓN GRUNGE: LOS PILARES OLVIDADOS.

La gente se olvida que nada se da por generación espontánea. El Grunge no nació con Nevermind. Hubo muchos músicos que aportaron su granito para darle forma a este movimiento. Y no nos vayamos tan lejos en la historia hablando de Neil Young, The Stooges o The Sonics, ni tampoco su raíz mas evidente en grupos como Sonic Youth, The Melvins, Hüsker Dü, Minutemen, Dinosaur Jr., Meat Puppets, The U-Men o Big Black; tan solo unos años antes un jovencísimo Mark Arm le daría forma a Green River, el denominado primer grupo grunge de la historia. Tal cual es su importancia, que el propio Arm fue el que dio pie al término Grunge para definir el estilo que estaba haciendo. Al disolverse este grupo, crearía otro de los pilares indiscutibles: Mudhoney, grupo que hasta la fecha sigue dando guerra y sacando discos cada cierto tiempo, aunque si bien es cierto nunca tuvo la atención mediática de otros cuando su calidad iba a la par. Fácilmente, la figura de Mark Arm entraría entre uno de los vestigios todavía vivos del Grunge, y no solo porque sigue vivo, sino porque de alguna manera ha seguido manteniendo viva la llama de su música y su propuesta al lado de Mudhoney. El otro grupo que surgió a partir de Green River, los fabulosos Mother Love Bone (del cual hablaremos ligeramente más adelante) ha sido ensombrecido por los grupos posteriores de los integrantes y la propia y fugaz vida de la agrupación.

LOS GRUPOS NO SON EL CANTANTE

Para bien y para mal, es hacia el cantante al que siempre van los reflectores en los grupos. El Grunge no se escapó de ello y es por eso que hoy día escuchamos las declaraciones por las cuales me decidí a escribir este texto. Si, Eddie Vedder es importantísimo, pero creo que no se toma en cuenta que Stone Gossard y Jeff Ament iniciaron en Green River, para después pasar por Mother Love Bone (esa otra banda que ayudó a que todo evolucionara) y formar finalmente Pearl Jam, ni más ni menos. ¿No serían ellos entonces uno de los pilares indiscutibles del movimiento?. En el caso de Alice in Chains (Grupo felizmente reformado y que retomaron su carrera con nuevo cantante y unos estupendos lanzamientos) tenemos la presencia de Jerry Cantrell, el cual, sin irnos muy lejos, es el artífice del sonido del grupo, y su carrera en solitario, si bien más discreta, no le pide absolutamente nada a lo mejor del grupo. En el caso de Mark Lanegan, siendo el cantante precisamente de Screaming Trees, también parece que se obviara su figura de indiscutible en la escena, aun vivo y con una extraordinaria carrera de solista.

LOS ARTESANOS DEL SONIDO

En el caso del Grunge, aunque ya hemos visto que había bastantes diferencias entre los grupos, si hubo alguien que dio una identidad particular al sonido de la época y lograba homogeneizar esa calidad y furia que despedían, dándole una salida y claridad, sin duda esa fue la figura del productor.
Tan solo el olvidado Rick Parashar, que sin irnos mas lejos, produjo el disco de Temple of the Dog, “Ten” de Pearl Jam, el Ep “Sap” de Alice in Chains y el disco debut de Blind Melon.

Butch Vig, otro genio detrás de las consolas hoy baterista (y productor, faltaba más) de Garbage pero que estuvo detrás de el disco que lo cambio todo: “Nevermind” de Nirvana, pero también de varios clásicos de Smashing Pumpkins (en su momento también considerados dentro de la escena), Sonic Youth, L7 y Tad.

Steve Albini (miembro fundador de Big Black) también hizo lo suyo al mando de la producción trabajando en el “In Utero” de Nirvana, y algunos discos de Pixies o The Jesus Lizard, pero tiene una carrera aun mas amplia e importante como Ingeniero de sonido de multitud de bandas famosas.

Y al que citaría como el mas grande artífice y que, siendo justos, también entraría en una de esas listas de los últimos baluartes vivos del Grunge: Jack Endino, quien tan solo tiene en su haber trabajar los primeros discos de Soundgarden, Nirvana, Mudhoney, Tad, Streaming Trees y Green River (casi nada).

MUJERES EN EL GRUNGE

Otra cuestión que se pasa de largo. Las mujeres también dieron mucha guerra en ese entonces, y también muchas de ellas, desde otros frentes, con menor o mayor exposición, siguen en la música.

El movimiento Riot Grrrl aunque se formó a la par de la explosión del Grunge y tenía sus propios intereses y enfoques, tuvo un impulso mucho mayor al hacerse masivo el citado movimiento y se suelen citar como parte de este, aunque siendo sinceros, tiene su propio valor y personalidad. De ahí emerge la importante figura de Bikini Kill con Kathleen Hanna al frente (Después en Le Tigre y The Julie Ruin) y Bratmobile.

El caso de The Gits es especial. Es otro caso infravalorado pero que tuvo una actividad bastante frecuente en esa época, pero cuya carrera se vio ensombrecida y abruptamente terminada por el brutal asesinato de Mia Zapata.

Otras agrupaciones que surgieron y tuvieron cierta repercusión en esa época (Algunas reformadas) fueron Babes in Toyland, Hole, 7 Year Bitch, Sleater-Kinney o las tardías Veruca Salt.

EVOLUCIÓN ¿Y MUERTE?

Siendo el Grunge un movimiento y no un género, se puede hablar de que el mismo se fue diluyendo debido a varios factores, entre los que encontramos la dirección que tomaron distintos actores de la escena, peleas internas, muertes y desgracias. El frente común que representaba el grunge y que era parte de la personalidad, se acabó con ello. Su esencia (la furia y desencanto que representó) fue mutando y salpicando otras tendencias (A veces no de forma inmediata), adaptándose y evolucionando (recordemos también que aunque tenía cierta base de punk y metal, el grunge no era un estilo en sí mismo) y llegando hasta nuestros días en muchas bandas que han tomado alguno de los múltiples elementos que en su buena época supo proyectar. Me pasaré de largo esa en ocasiones infame tendencia llamada Post Grunge, con algunos grupos un tanto oportunistas como Bush, Creed, Silverchair, Nickelback o 3Doors Dow y me iré directamente al legado que todavía vive y que considero vale la pena. Por un lado, lo obvio: la presencia e importancia (ya en otra posición, obviamente) de Mudhoney, Pearl Jam o Alice in Chains con discos y giras mas o menos constantes. Foo Figthers por su parte, han sabido guardar una estela de la época llevada de buena forma, gente como Mark Lanegan han sabido reinventarse, aunque en un espectro muy alejado de lo que representó en esa época. Mas recientemente, encuentro esa fuerza y rabia de los primeros grupos del movimiento en grupos actuales como Metz, Cloud Nothings, Together Pangea, Young Widows, Slowhandclap y hasta ciertos rasgos en personalidades tan interesantes como la de Angel Olsen… y los que se sumen.