Loretta Lynn

Mike RiottPublicado por

La hija del minero, que se volvió leyenda del Country

La historia del country es tan importante como extensa, y a lo largo de tantos años, el género se ha llenado de nombres inmortales, como Hank Williams, Willie Nelson, Marty Robbins, Webb Pierce, Johnny Cash, Merle Haggard, Wailon Jennings, Ed Bruce, etc. que han forjado sus páginas, pero como suele suceder en cualquier género musical, no sólo los hombres han cimentado esta historia, sino que diversas mujeres se han convertido también en parte elemental de ella. Nombres como Kitty Wells, Patsy Cline, Tammy Wynette, Tanya Tucker, June Carter, Anita Carter, Jessi Colter, Emmylou Harris, y por supuesto, la que tal vez es la máxima referente a nivel de popularidad y legado: La legendaria Loretta Lynn.

Conocida como «The Coal Miner’s Daughter», debido a su origen, ya que Loretta Webb, nombre real de Loretta, es hija de un minero. Nacida en Butcher Hollow, Kentucky, en el año 1932, tuvo un temprano matrimonio con Oliver Lynn, a los 13 años, y pronto se convertiría en madre, hecho que hizo al matrimonio mudarse a Washington, pero tras las constantes infidelidades de Oliver, Loretta encontraría una salida en la música, aprendiendo a tocar la guitarra, misma que su marido le regalara cuando ella tenía 24 años. Al siguiente año, graba su primer single «I’m a Honky Tonk Girl», bajo el auspicio de Zero Records, para posteriormente firmar con el sello Decca/MCA, esto en 1961.

Obviamente, el firmar con Decca/MCA, le traería una mayor exposición, convirtiéndola en una figura sobresaliente en la escena country de Nashville. En 1962, se une al elenco del Grand Ole Opry, que se organizaba en el legendario Ryman Auditorium, en Nashville (Este evento vio desfilar en el escenario a las más grandes leyendas del género, entre ellos Hank Williams, Marty Robbins, Johnny Horton Patsy Cline, etc.), un momento clave para su carrera.

A lo largo de su trayectoria, Loretta también se ha preocupado por impulsar la presencia femenina en la escena country, apoyando la carrera de muchas de ellas, esto a la par de tener en su haber, 16 sencillos número 1 en las listas de popularidad, medio centenar de álbumes, y colaboraciones con gente como las también legendarias Tammy Wynette y Dolly Parton, figuras como Willie Nelson, además de artistas más recientes como Jack White, quien además sería productor del álbum Van Lear Rose (2004), un álbum de corte experimental, donde se fundía el estilo de Jack con el sonido de Loretta, creando una joya sonora donde por primera vez se podía escuchar a la estrella de Kentucky en algo totalmente diferente a lo acostumbrado.

Pero no todo en la vida de Loretta es música, ya que su figura ha traspasado esa barrera, esto debido a su labor altruista y activista, lo que la ha convertido en una voz sumamente respetada en el ámbito político, siendo condecorada con distinciones como la Medalla Presidencial de la Libertad, Premio Kennedy Center Honors, Salón de la Fama de las mujeres de Kentucky, etc. La popularidad y legado de Loretta, daría lugar a una exitosa cinta basada en su vida, bajo el título de Coal Miner’s Daughter, misma que sería protagonizada por la legendaria actriz Sissy Spacek, quien es recordada por su magistral interpretación de Carrie, en el clásico del cine de terror del mismo nombre (la original, no el espantoso remake), con una actuación que le valió el Oscar a mejor actriz, además de formar parte de la banda sonora (Sissy ha llevado, en paralelo a su carrera como actriz, una carrera como cantante country).

Pasan los años, y el legado de Loretta parece no tener fecha de caducidad. Sus clásicos, entre los que podemos mencionar, «I’m Honky Tonk Girl», «Hello Darlin'», «Fist City», «You Ain’t Woman Enough» y la espectacular «Don’t Come Home A’ Drinkin'» (posiblemente su mejor track), etc. Se han vuelto parte de la conciencia colectiva y un referente para entender gran parte de la música tradicional norteamericana.

Loretta Lynn, ya no es la hija del minero, es la hija que adoptaron cada una de las almas que han sido y seguirán siendo marcadas por su obra.

*Artículo publicado por primera vez en Nopal Eléctrico Radio.