Top 70 canciones de Charly García

Publicado por

Un ranking y un playlist festivos

Para cerrar la semana dedicada a Charly les dejamos, el día que cumple 70 años, nuestro Top 70 de sus canciones; desde Vida hasta Random, más unas cuantas líneas respecto a cada una de ellas. Al final les dejamos el playlist.

HOY CUMPLE 69 AÑOS EL GRAN MAESTRO CHARLY GARCÍA!! SAY NO MORE!! | MEGAMIX RADIO DJ

70.- Cuando Te Vayas (Sinfonías Para Adolescentes, 2000)

Como parte del fugaz reencuentro de Sui Generis, Charly y Nito entregan este tema con fuerte aura a las canciones de amor e inocencia de su primera etapa, pero con la incorporación de instrumentos y secuencias sonoras más típicas de finales del siglo XX. Una canción de despedida probablemente del tipo romántica, pero quizás también una manera de decir adiós a sus fieles, al saber que ese sería el último disco de Sui Generis: “Y te daré palabras, cuando te vayas / para que vos las guardes, cuando te vayas / y aunque al querer decirlas se te quiebre la voz / golpearán en tu pecho y en mi canción”. Rodrigo “Bola” Torres

69.- Parte De La Religión (Parte de la Religión, 1987)

Tema de gran riqueza instrumental, entre lo que podemos encontrar desde un sitar hasta flautines y sintetizadores que, sin embargo, nunca pierde el tono y el foco sobre la melodía, y que temáticamente explora la búsqueda de la paz interior a través de la religión desde una perspectiva irónica, entre las que resaltan algunas líneas memorables. Tony Spinotti

68.- No Me Verás en el Subte (Cómo Conseguir Chicas, 1989)

Una canción difícil y poderosa. El tema lleva apenas 10 segundos de un misterioso violín [a manos de Shankar, violinista de Peter Gabriel] y ya sabemos que estamos ante una encriptada obra maestra. Armonías menores, oscuras y de corte progresivo. Una letra igualmente desgarradora “Jamás me encontrarás de nuevo aquí / sé que hubo una traición / hubo un engaño” cantada con víscera. Un tema que nadie, excepto Charly García, podría haber escrito: Gracias, por tanto. Enrique Carlos

67.- De Mí (Filosofía Barata y Zapatos de Goma, 1990)

Esta canción abre Filosofía Barata Y Zapatos De Goma, uno de los discos más personales de Charly, quizás porque fue escrito justo después de la ruptura con su pareja inseparable de muchos años. “De Mí” prepara el terreno de intimidad e introspección dominará la mayor parte del disco, una melodía hermosa basada en el piano atestigua su pasado clásico y sirve de vehículo para entregar frases que parecen un manual para coexistir con él “Cuando me mires a los ojos / y mi mirada esté en otro lugar / no te acerques a mí / porque sé que te puedo lastimar”. En este tema también juguetea, como ha sido su costumbre, con el hecho de estar loco…o no. Rodrigo “Bola” Torres

66.- Ojos de Videotape (Clics Modernos, 1983)

Un hermosísimo tema, no hay mucho más que decir. Una música lenta y atmosférica con una letra romántica y abstracta. Pianos, cuerdas, sintetizadores, interludios, poesía. “Ojos de Videotape”, el último corte de Clics modernos, es uno de esos temas que te noquean en la primera escucha y que automáticamente pasa a ser un obligado del repertorio. Enrique Carlos

65.- Canción de Dos Por Tres (Yendo de la Cama al Living, 1982)

Volando sobre un intro de tango de arrabal, una estructura pintada de clásico y atmósferas sostenidas de sintetizadores Moog es uno de los temas más sutiles y elegantes del disco debut como solista. Todos los arreglos y programaciones corrieron a cargo de García a excepción del solo de guitarra que Luis Alberto Spinetta toca sorteando sogas de circo y trincheras del mal subido en un barrilete cósmico. Alex Torres

64.- Fabricante De Mentiras (Adiós Sui Géneris Vol. III, 1975)

Aunque no cuenta con una versión de estudio, la banda solía tocarla en vivo de manera regular y así es que quedó registrada en el Adiós Sui Generis. Una típica canción en tercera persona que cuenta la historia del fabricante de mentiras y la inocencia representada en una niña. Una crítica a los “valores y buenas costumbres” de la sociedad predominantemente católica en una época de revolución sexual que usted puede corear alegremente con toda la familia. Rodrigo “Bola” Torres

63.- Canción de Alicia en el País (Bicicleta, 1980)

De nuevo la carga política de la discografía de García. Esta suite compuesta para el teatro habla sobre la censura y el terrorismo vivido en Argentina entre los 70’s y los 80’s. A fin de evitar dicha censura, la canción utiliza el contexto de Alicia en el País de las Maravillas aportando un tinte sombrío para retratar la realidad política de su país. [gus]

62.- Ah, te Vi Entre las Luces (La Máquina de Hacer Pájaros, 1976)

El álbum debut de La Máquina de Hacer Pájaros probablemente es la etapa más prog rock de Charly y compañía. La voz de García se entreteje con los órganos y sintetizadores, creando un ambiente fascinante de larga duración, una de las canciones más sorprendentes y majestuosas de su repertorio. [gus]

61.- Peperina (Peperina, 1981)

Una canción por demás polémica. Es la primera pista del álbum del mismo nombre de Seru Girán; musicalmente, es un estupendo tema de corte progresivo que va aumentando en complejidad conforme avanza; en cuanto a la letra, fue una venganza velada contra una periodista musical llamada Patricia Perea, quien de manera habitual criticara duramente a la banda. El tema le dio una pésima reputación a la citada periodista, haciendo que cargara con eso toda su vida -murió en 2016, lo cual nunca dejó de ser injusto y hasta cruel. Un tema brillante que no deja de tener un lado oscuro y bochornoso; luces y sombras de Charly en un mismo tema. Tony Spinotti

60.- Cinema Verité (Peperina, 1981)

Tema críptico y complejo, una canción de Charly para sí mismo. De letra introspectiva y reflexiva nos muestra a un Charly observador y atento a los detalles, la sección final de la canción revela un admirable piano acompañando al tarareo, el cual termina con un sample empleado como transición. [gus]

59.- Llorando En El Espejo (Peperina, 1981)

Una canción partida por la mitad. La primera parte parece presentar el melancólico diálogo entre el Charly consolidado a sus 30 años y el Charly joven de sus recuerdos. Siente y extraña al del pasado mientras que le reclama y le reconoce al del espejo. El arte y la música son la salvación para los dos. La segunda parte es instrumental y continúa ascendentemente con la sensación y la cadencia de la primera. Aquí, Charly parece llevar su sentir al lenguaje estrictamente musical y compartirlo con quienes probablemente puedan llegar a entenderlo mejor: sus colegas David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro. Rodrigo “Bola” Torres

58.- El Amor Espera (Influencia, 2002)

Un rock and roll potente, con una letra furiosa, un intermedio a medio tiempo con un guiño a los Stones. ¿Qué más se puede pedir? “El Amor Espera” captura un excelente momento de Charly, en el que asienta la vorágine de la época Say no more y cosecha lo mejor de su búsqueda maravillizada. ¿Cuántas veces lo dieron por muerto? Las mismas que resucitó. Enrique Carlos

57.- Necesito (Vida, 1972)

Dulce melodía de tintes folk con una luminosa intro de flauta transversal y piano, en la cual el dúo clama por una mujer perfecta que existe en sus cabezas y que cuide de ellos, con una letra que navega entre el romanticismo y una candidez adolescente. Tony Spinotti

56.- Natalio Ruiz, El Hombrecito del Sombrero Gris (Vida, 1972)

De nueva cuenta Charly invitándonos a vivir la vida, sin miedo, sin temer por la opinión de los demás. Narra la historia de un hombre que tuvo cuidado toda la vida, dictado por la moral, no obstante, al final moriría como el resto. [gus]

55.- Estación (Vida, 1972)

En la misma línea que “Quizás, Por Qué”, “Estación” es una breve y contundente canción de amor, aunque en esta ocasión veraniega y un poco más abstracta. Si bien es extraordinariamente corta (1:30), el track es intenso de principio a fin: al rasgueo de guitarra introductorio y al punteo a los que se suma la primera voz, le sigue una segunda, un lick de flauta y finalmente una batería sobre la que todo lo anterior cabalga durante el resto del tema.  Además de esta versión folk con alma de rock, existe una más poderosa que fue tocada por Charly en algunas ocasiones. Rodrigo “Bola” Torres

54.- Piano Bar (Piano Bar, 1984)

En uno de los mejores discos de Charly García, cada canción tenía su propia personalidad, y la canción homónima no era la excepción. “Piano Bar” es un brumoso tema que cuenta la historia de un exótico ambiente que sólo se podía dar en el sur de la tierra, entre hedonistas personajes que bailan al son de un tango futurista, entre oscuros parajes y luces de neón. Tony Spinotti

53.- Kill My Mother (El Aguante, 1998)

Uno de los pocos tracks que Charly ha creado en inglés; el mismo, es un oscuro tema dedicada a su madre Carmen Moreno, con la cual ha estado peleado desde hace años. Un trasfondo triste para una canción que en vivo -tan sólo hay que escuchar la versión de Demasiado Ego- adquiere un tono aún más dramático y oscuro. Como curiosidad, la canción toma prestada dos estrofas de “Positively 4th Street” de Bob Dylan. Tony Spinotti

52.- Deberías Saber Por Qué (Sencillo, 2009)

Después de su internación a mediados del 2008, el sencillo “Deberías Saber Por Qué” fue la primera canción nueva que Charly presentó. Si bien en redes pudimos ver al García post clínica, más corpulento y claramente desorientado, dando un concierto desde la plaza de Luján, es en el video que acompañó al tema donde se presenta oficialmente este nuevo Charly. El tema habla acerca de la industria y la manera en que muchas personas han estado a su lado por conveniencia y sin interesarse auténticamente por él, como él mismo ha dicho “A veces hay gente que me pregunta ¿cómo estás?, yo les digo que estoy bien y no les gusta la respuesta. Es gente que me quiere, sí, pero me quiere para cuidarme y poseerme”. Volvería a esta cuestión en la canción “Primavera”, perteneciente Random, su último disco.

Un tema emotivo en el que un Charly rollizo y presumiblemente sano lanza el reclamo: “Che / si es que entraste a mi apartamento / deberías saber por qué / es muy fácil decir lo siento”. Rodrigo “Bola” Torres

51.- No Me Dejan Salir (Clics Modernos, 1983)

Un tema que arranca con un beat bailable y el reconocible grito de James Brown que mantiene el júbilo durante toda la canción, en uno de los momentos más famosos de la discografía de Charly -tan solo la frase “estoy verde, no me dejan salir” es de las más memorables-. El video de la canción, por otro lado, es también un clásico, con un Charly en modo White Duke. En pocas palabras, otro de esos “Clics Modernos” que volvieron al disco un verdadero clásico. Tony Spinotti

50.- Hipercandombe (Películas, 1977)

A pesar del poco tiempo entre su primer y segundo álbum de La Máquina De Hacer Pájaros, en este último, la banda había radicalizado aún más su sonido. “Hipercandombe” es uno de los ejemplos más claros de ello, un tema que toma como base el candombe, para desenvolverse entre un frenesí de progresiones, arreglos y experimentaciones que nos terminan regalando un tema espectacular -un tema por momentos, bastante Zappiano- con una letra cruda, directa y llena de desesperanza, en la cual Charly retrata toda la paranoia que se vivía en ese momento en el país por la dictadura. Si la música era la mejor manera de sobrellevar la situación, no cabe duda que temas de este calibre te llevaban a otra realidad. Tony Spinotti

49.- Rivalidad (Random, 2017)

Uno de los temas más fuertes dentro de su último disco. De acuerdo con Charly, le escribió esta canción a una vecina con la que al parecer tuvo encuentros sexuales, pero independientemente de la motivación detrás de ella, parece presentarse como una bandera combativa, al más puro estilo de Charly, hacia aquellos que no entienden nada… Así parece funcionar, a veces los llama “manga de burros”, a veces escribe temas como este. Tras ya más de 50 años no han conseguido cambiarlo, baby. Rodrigo “Bola” Torres

48.- Hablando a Tu Corazón (Tango, 1986)

Para mediados de los 80’s Charly continuaba innovando y evitando mantenerse en un mismo caudal musical. Esta canción es la experimentación techno-pop junto a su eterno cómplice Pedro Aznar, emulando un estilo que, en ese momento, conquistaba a los países de habla inglesa. [gus]

47.- El Karma De Vivir Al Sur (Parte de la Religión, 1987)

Atrapado dentro de Parte De La Religión este tema, compuesto especialmente para su hijo, Migue, nos muestra a Charly en el punto más maduro de su carrera, donde la capacidad para combinar temas coyunturales y ambientes de universalidad se estrellan de forma sinérgica. Los arreglos, elegantes y precisos llevan de la mano a una letra melancólica hasta el cenit de «todo es para siempre». Esta canción, además, tuvo una responsabilidad particular, si eliges mal el tema subsecuente a Rezo Por Vos descarrilas el crescendo del disco, afortunadamente, en esta época, García estaba tocado por Apolo. Alex Torres

46.- Tu Arma en el Sur (El Aguante, 1998)

Si hay joyas extraviadas en la discografía de Charly, esta es una de las más brillantes. Compuesta originalmente para el primer álbum solista de Fabiana Cantilo, trece años después Charly la retoma y transforma en una balada a medio tiempo profundamente melancólica. No está destinada a un éxito radial o a ser una imprescindible en sus directos, pero es tan hipnótica y emocional que se adhiere a tu estado de ánimo por días. La rasposa voz del mejor Sabina [aquel de los años 90’s] le hace las segundas [y el aguante] a Charly, como si de un palomazo se tratara. No hay mucha producción, porque las canciones hermosas no necesitan mucho maquillaje para brillar. Enrique Carlos

45.- Botas Locas (Pequeñas Anécdotas Sobre las Instituciones, 1974)

Un tema folk con una letra directa contra el ejército y el nacionalismo. Sobra decir que la represión que se vivía a poco más de un año de estallar el golpe de estado hizo que este tema fuera censurado y eliminado de las primeras ediciones del disco. Aun así, a pesar de que el tema no se había publicado, la banda lo seguía interpretando en directo, hasta que fueron detenidos en Uruguay después de un concierto. “Botas Locas” incluye uno de los aforismos más contundentes de García: Si ellos son la patria yo soy extranjero. Enrique Carlos

44.- Peluca Telefónica (Yendo de la Cama al Living, 1982)

Si viéramos la obra del bicolor como una filmografía este tema sería el momento más absurdista de Monty Python. La única canción firmada por García, Spinetta y Aznar desafía las expectativas épicas del virtuosismo y la fama de sus autores. Se entrega a bromas internas y temáticas ilógicas donde cabe un poco de todo, desde la tarifa de teléfono de Luis Alberto hasta homenajes a Tanguito e historias de amor interminables. El bajo de Pedro y las estructuras vocales un poco Beatles, un poco gospel, nos llevan a través de 5 minutos de pura ¡A-le-grí-a! Alex Torres

43.- Instituciones (Pequeñas Anécdotas Sobre Las Instituciones, 1974)

“Tribulaciones” y “Mr. Jones” empezaban a señalar un cambio de perspectiva en Sui Generis, algunas de las temáticas y arreglos Simon&Garfunkeleanos empezaban a ser reemplazados por composiciones más complejas e ideas más contraculturales. Aun así, nada nos podía preparar para el primer track de Pequeñas Anécdotas. Es justamente aquí, al minuto y 21 segundos donde aparece la primera sospecha de que el artista superior es en realidad un devorador de mundos. La idea original de Charly y Nito era un álbum donde cada canción fuera dedicada a uno de los pilares que sostiene socialmente la existencia, una canción para los políticos, una para la iglesia, una para la policía, el ejército, etc… pero ante las condiciones que imperaban en su país, entre el fortalecimiento de la Alianza Anticomunista Argentina, las amenazas y secuestros de intelectuales, el autoexilio y la guerrilla del ERP se decidió hacer una obra menos directa y más sutil donde el mensaje fuera el mismo, pero mimetizado en una explosión de sintetizadores, poesía y ambientes amenazantes. Una canción que se lleva todo el establishment a su paso, y ese sólo en escalada del final… Alex Torres

42.- Tribulaciones, Lamento y Ocaso de un Tonto Rey Imaginario o No (Confesiones de Invierno, 1973)

Hay dos teorías respecto a esta canción, que es una metáfora del paso entre la infancia/adolescencia y la edad adulta y como las cosas que se dominan pasan a ser destruidas por impulsos internos desconocidos; la segunda, más factible es que sea la primera observación puramente social vestida de canción de Sui Generis. Además de ser el estreno de esta faceta más vehemente y comprometida que se vería brutalmente cristalizada en su siguiente LP, agrega la belleza de tener un enfoque diferente a otras canciones que se sucederían como “Juan Represión”, “Las Increíbles Aventuras del Señor Tijeras”, etc. todo está contado en primera persona y esto suma al impacto y tristeza que sobrevuelan los brillantes seis minutos con que se cierra Confesiones de Invierno. Alex Torres

41.- Mr. Jones, O Pequeña Semblanza de una Familia Tipo Americana (Confesiones de Invierno, 1973)

Si bien para 1973 García ya era una estrella en el firmamento del Nuevo Rock Argentino, en la escena y para los especialistas seguía siendo un músico de nicho, limitado al folk y al preciosismo de sus bases clásicas. Así que un día, un poco por la inercia de su evolución artística y otro poco por los adjetivos de «blandos» que le caían a él y a Nito, escribió una canción protopunk donde contaba la historia de una familia tipo del excepcionalismo yankee liderada por Charles Manson en vez de por Ward Cleaver. Guitarras, matricidio, hachas, gatos como plato principal y policías, todo en un minuto y cuarenta y cinco segundos. Alex Torres

40.- Raros Peinados Nuevos (Piano Bar, 1984)

Junto con “Demoliendo Hoteles” y “Promesas Sobre El Bidet”, esta canción forma parte de una de las seguidillas de canciones e inicio de discos más brutales en habla hispana. “Raros Peinados Nuevos” celebra, valida e invita a no estancarse, al impulso creativo, a buscar otros caminos, a desmarcarse de la masa. En este tema aparece un poco ese Charly Hippie e idealista, ahora encarnado en una nueva bestia todavía en proceso de formación, por lo que el resultado es más retorcido y oscuro que lindo y multicolor.

El videoclip que acompaña a la canción da una vista previa a lo que serían los enfermeros unos años más adelante. Rodrigo “Bola” Torres

39.- Buscando un Símbolo de Paz (Parte de la Religión, 1987)

Argentina finalmente había atravesado la dictadura y experimentaba una difícil transición a la democracia. Después de tantos años de represión, el deseo colectivo era de superar el pasado y disfrutar, encontrar una manera de pasarla bien. Pero las cosas no eran así de sencillas y Charly plasmó en este tema bailable y radiable esta ambivalencia: por un lado “Será porque nos queremos sentir bien, que ahora todo será diferente”, pero por otro lado “Damos vueltas a la heladera y sólo queda un limón sin exprimir”. Enrique Carlos

38.- Alguien En El Mundo Piensa En Mí (Say No More, 1996)

Incluida dentro de esa extraña -aunque fascinante- y por momentos densa y oscura obra que es Say No More, el tema es uno de los momentos más luminosos del disco -sin perder ese corte más experimental-. Sirve para recordarnos al Charly más tierno y conmovedor, en una letra que vuelve a declarar que a pesar de todo lo freak, de todo lo outsider que puede llegar a ser uno, siempre habrá otra persona con la cual se puede compartir algún momento, y mejor aún, que piense en ti. Tony Spinotti

37.- La Máquina de Ser Feliz (Random, 2017)

La última reencarnación de García [hasta el momento]. Cuando escuché este tema por primera vez tuve ganas de llorar. La voz de Charly está desdibujada pero su genio está intacto. El tema arranca con el Nocturno No.2 de Chopin y en seguida se funde de manera natural con una flamante balada de rock a medio tiempo, un clásico instantáneo. Una vez más, Charly resucita para recordarnos que su talento no tiene caducidad. Enrique Carlos

36.- Filosofía Barata y Zapatos de Goma (Filosofía Barata y Zapatos de Goma, 1990)

Track que sirve de título al álbum más introspectivo de Charly, compuesto después de la partida de su musa por más de quince años: Marisa “Zoca” Pederneiras. La cual, sin previo aviso, tomó sus pertenencias y se marchó. Poco tiempo después, Charly sería internado por primera vez. La voz de Lolita Torres, la cual provee conclusión a la canción, aporta un ambiente sombrío propio del adiós. [gus]

35.- Tango en Segunda (Pequeñas Anécdotas Sobre las Instituciones, 1974)

Guitarra, bajo y sintetizadores en armonía creando una atmósfera tan densa como su letra; aversión en contra del productor Jorge Álvarez y su censura. El piano Fender Rhodes acompaña la letra cargada de resentimiento, la cual es interpretada con distinguida belleza. [gus]

34.- Me Siento Mucho Mejor (Filosofía Barata y Zapatos de Goma, 1990)

Charly nunca ha temido en mostrar sus influencias, ha realizado un gran número de versiones y guiños musicales que van desde el Himno Nacional Argentino, hasta Popotitos. Uno de los más afortunados es, sin duda, “Me Siento Mucho Mejor”, adaptación al español del tema “I’ll Feel a Whole Lot Better” de los Byrds. En Filosofía barata y zapatos de goma, Charly registra la reciente ruptura con Zoca [su pareja sentimental de aquellos años], y podemos enmarcar este tema como una necesidad de dar vuelta a la página y sentirse bien, a pesar de todo. Enrique Carlos

33.- Cuando Ya Me Empiece a Quedar Solo (Confesiones de Invierno, 1973)

El “Nobody Home” de Floyd escrito 6 años antes. Utilizando elementos extraídos de los tangos aprendidos de niños y algunas técnicas modernas (el bandoneón grabado a doble velocidad o los arreglos de cuerdas en contrapunto de la línea rítmica) la banda hace cuentas a priori de lo que perderán y ganarán con el paso y el peso de los años. El terror absoluto cuando piensas que García tuvo la conciencia o el poder de adivinación para predecir su futuro a los 22 años. El “Nobody Home” de Floyd mirando hacia los elementos de alienación internos al sujeto en lugar de al mundo que lo rodea. Alex Torres

32.- Quizás, Porqué (Vida, 1972)

Hay mucho, pero a la vez muy poco que decir respecto a esta: una canción de amor cristalina. Manufacturada a base de inocencia, vulnerabilidad, autoconocimiento y entrega total, “Quizás, Porqué” encapsula en poco más de dos minutos una oda al amor adolescente. ¿Se le podrá creer a Charly cuando dice que cuando la escribió nunca había estado enamorado? Rodrigo “Bola” Torres

31.- Canciones De Jirafas (Say No More, 1996)

Parte de la necesidad de Charly de distanciarse de sus creaciones y termina siendo un tema abstracto, extraño y hermoso. Una de esas canciones que sólo García podría imaginar, un momento de disparatada y etérea calma en Say No More que ganaría protagonismo en el directo Demasiado Ego. Cómo él mismo diría en una entrevista con Daniel Riera y Fernando Sánchez “Con ‘Canciones De Jirafas’, por ejemplo, fui al estudio pensando voy a hacer una canción que se llama ‘De jirafas’ para no seguir hablando de mí y de lo que me pasa. Y no pude.” Parece que Charly hasta cuando falla acierta. Rodrigo “Bola” Torres

30.- No Soy un Extraño (Clics Modernos, 1983)

Al lanzar el álbum Clics Modernos, Charly atravesaba una difícil pero anhelada etapa de transición, concluía su exitoso periodo con Serú Girán y deseaba demostrar que podía aflorar del molde musical donde comenzaban a confinarlo. Como en cada trasformación previa, demostró que su talento va más allá de cualquier estilo previamente definido. [gus]

29.- Como Mata El Viento Norte (La Máquina de Hacer Pájaros, 1976)

Como parte del disco debut de La Máquina De Hacer Pájaros -uno de los discos más caros en la historia de la música argentina- tenemos esta canción animosa musicalmente que contrasta en parte con la letra, que tiene algunas referencias al sentir del pueblo argentino en medio de la dictadura; sintetizadores espaciales, folk y progresiones épicas en la canción más corta del álbum. Tony Spinotti

28.- No Voy En tren (Parte de la Religión, 1987)

Sin lugar a dudas, uno de los temas más conocidos de Charly, si no es que el más, incluso para los advenedizos -sólo hay que ver los compilados en donde se incluye-. Un corte pop de mordaz fuerza rockera que gravita entre un espíritu bailable ochentero y con un Charly en mood rebelde. Hasta para mandar al demonio al mundo, el músico no pierde el estilo, ni su ironía pop. Tony Spinotti

27.- Yo No Quiero Volverme Tan Loco (Yendo de la Cama al Living, 1982)

Interpretada junto al cantautor León Gieco. Portadora del sello lírico de Charly, un rugido de rebeldía ante la represión social, el cual invita a gozar la vida. Inmortalizada por su célebre frase: “La alegría no es sólo brasilera”. [gus]

26.- El Día Que Apagaron La Luz (Sinfonías Para Adolescentes, 2000)

En esta canción es en la que toma su mayor relevancia una de las melodías que han acompañado a Charly a través de décadas (aparece también en “Kill My Mother” [1998], “Influencia” [2002] y “Trasatlántico Art Decó” [1982] en la que aparece originalmente).  En el año 2000 Nito y Charly se reúnen para un nuevo disco de Sui Generis, y este tema es testimonio de que en algunos la magia no se extingue con el tiempo. Un clásico instantáneo.

Dato 1: El fragmento hablado al inicio de la canción se desprende un diálogo de Paul McCartney en la película Help.

Dato 2: Charly se ha referido al día del golpe de estado en Argentina como al día que apagaron la luz. Rodrigo “Bola” Torres

25.- Pasajera En Trance (Tango, 1986)

De la unión entre Charly y Pedro Aznar surgiría este tema de melodía ensoñadora, tan mecánica en su estructura como luminosa en su melodía, donde lo real se difumina hacia un estado de trance, entre pasillos de hospital y camas de algodón. Con ese carácter visionario con el que Charly siempre ha contado, la ha llevado de paseo por otras épocas, primero a través del MTV Unplugged, en una época donde el rock en español rejuvenecía con nuevas propuestas y posteriormente, en los dosmiles, para que Gustavo Cerati se diera el gusto de tocar el tema con él, un tema al que posiblemente mucho le debe el Cerati solista. Tony Spinotti

24.- No Toquen (Cómo Conseguir Chicas, 1989)

Evidentemente construida sobre “Life During Wartime” de Talking Heads, “No Toquen” rechaza de manera poderosa a los muertos. Sin ser una obra maestra al estilo prodigio, habla mucho de la personalidad de Charly y es una muestra de ese otro lado más sencillo y directo que igualmente domina al momento de componer canciones. Su contundencia y nivel de energía complementan cada palabra, haciéndola además un highlight en sus directos. Rodrigo “Bola” Torres

23.- No Llores por Mí, Argentina (No Llores por Mí, Argentina, 1982)

La guinda final a ese monstruo llamado Serú Girán. Ante la próxima desbandada García decide escribir una canción final que plasma a la perfección el convulso momento tanto interno como nacional, una oda a la esquizofrenia, al esperpento y a la belleza maldita de vivir aquí y ahora. Una ventana momentánea que muestra uno de los sonidos que Charly nos regalará en las próximas décadas y una especie de himno nacional alterno para la posteridad. No la escribió Andrew Lloyd Webber y nunca la cantó Madonna, pero también está bien. Alex Torres

22.- Confesiones de Invierno (Confesiones de Invierno, 1973)

Charly en estado puro, armado únicamente con su guitarra y su voz; un tema acústico, adolescente y genial. Por años fue mi canción favorita de Charly. Una crónica existencial en la que vemos a un personaje hundirse en una espesa soledad y perderlo todo hasta despertar en una apacible y reconfortante manicomio. Es justo eso, una confesión en clima invernal… las heridas son del oficial. Enrique Carlos

21.- Asesíname (Rock and Roll Yo, 2003)

Después de su caótica etapa de experimentación Say no more, Charly parece enfocar y disparar algunos altos calibres; tal es el caso de Asesíname. Una misteriosa, melancólica y dolorosa canción, en la que aparte de rogar porque lo asesinen, canta: “No quiero que me des más, con cuentagotas tu amor”. Un clásico instantáneo de rock and roll a medio tiempo, confesional y con guiños a sus adorados Beatles. Enrique Carlos

20.- Fanky (Cómo Conseguir Chicas, 1989)

Charly es dinámico, todo él y toda su obra es inestable y caminan al borde de transformarse en otra cosa. Casi cada canción es una ventana que comunica directamente a una nueva etapa o sonido. Fanky no lo es, es un callejón sin salida, es un punto final, la cristalización del sonido que obsesivamente había estado fabricando de la mano de Joe Blaney durante algunos años. Cajas de ritmos, sintetizadores, bajos pesados y un desparpajo explosivo como la alquimia final de su etapa Nueva York. Los Talking Heads y Prince escuchados desde un caleidoscopio sonoro azul y blanco. Alex Torres

19.- Chipi Chipi (La Hija de la Lágrima, 1994)

Se cuenta que con el álbum La Hija De La Lágrima terminado, los ejecutivos del sello le pidieron de forma urgente un tema que se pudiera lanzar como sencillo, ante el camino tan distinto que había tomado el álbum respecto a sus discos anteriores. Es así como Charly en pocos minutos creó este tema que, en efecto, fue uno de los pocos hits del álbum y que es uno de sus temas más recordados. En él hace referencia obvia tanto al álbum como al contexto en el que se dio gestó, que por cierto, se llamaría “La Canción Sin Fin”, pero que por un error, termino quedando con el nombre que se le conoce. Tony Spinotti

18.- Nos Siguen Pegando Abajo (Pecado Mortal) (Clics Modernos, 1983)

Canción conducida por la línea de bajo con un característico sello new wave, cortesía del músico Pedro Aznar y una batería electrónica Roland. Su letra exhibe la represión y violencia que reinaba en Argentina a mediados de los 70’s y principio de los 80’. “Pecado Mortal” era el nombre original de la pista, sin embargo, debió ser cambiado al no ser aceptado por la Sociedad Argentina de Autores y Compositores. [gus]

17.- Rasguña las Piedras (Confesiones de Invierno, 1973)

¿Muro de Berlín? ¿Novia cataléptica enterrada viva? ¿Tortura militar? ¿(auto)alienación?… el simple hecho de que existan tantos mitos e interpretaciones nos deja claro que hay algo especial con esta canción. Con “Rasguña Las Piedras”, primer tema del segundo disco de Sui Generis, música, letra, sentimiento, técnica y concepto se entrelazan. Charly García deja claro a partir de ese momento que no hay un techo definido para su capacidad creativa. Rodrigo “Bola” Torres

16.- Seminare (Serú Giran, 1978)

Hay algunas canciones más profundas, hay otras canciones más técnicas, algunas serán más revolucionarias. Hay pocas, poquísimas que se convierten en himnos emocionales de toda una generación, y de la que sigue, y de la que viene detrás. No soy argentino, así que ni se me pasa por la cabeza hablar por todo un país, pero cuando pienso en eso a lo que le llaman la argentinidad, en su aspecto más positivo, pienso en un montón de gente rememorando pedazos de sus vidas con la voz de Lebón de fondo. La grandiosa musicalidad de Serú se encuentra con la cuasidesnuda genialidad de Sui para darle al rock latinoamericano el punto álgido de su catarsis colectiva adolescente. Alex Torres

15.- El Show de los Muertos (Pequeñas Anécdotas Sobre las Instituciones, 1974)

“Tengo los muertos, todos aquí ¿quién quiere que se los muestre?” Un tema espectral con una inconfundible melodía de saxofón. A un par de años de estallar el golpe de estado, Charly, una vez más, da fe del ambiente que se vivía en una argentina llena de muerte, y en la que los medios de comunicación, con una actitud de el show debe continuar, no decían nada más que “Hola, lindísima gente”. Enrique Carlos

14.- Eiti–Leda (Serú Girán, 1978)

¿Qué significa Eiti-Leda? Absolutamente nada, al igual que Serú Girán o Seminare, son palabras de un idioma inventado por Charly. Una de sus primeras composiciones, la escribió a los 17 años en plena formación de Sui Géneris, pero, aunque hay una versión registrada en vivo, nunca formó parte de sus discos oficiales. García la retoma para abrir la primera placa de Serú Girán, esta vez acompañado con toda la potencia y el virtuosismo de sus secuaces. Una letra inspirada y demoledora con una melodía dulce y brillante. Se dice que Spinetta es el poeta del rock argentino, pero letras como Eiti Leda, colocan a Charly como el único digno contrincante. Enrique Carlos

13.- Inconsciente Colectivo (Yendo de la Cama al Living, 1982)

Pista que clausura el opus solicita de Charly, concebida un par de años antes de su lanzamiento, en su etapa con Serú Girán. Bella canción de carácter contemplativo; buscamos la libertad, pero nos topamos con las recurrentes limitantes sociales y políticas que rigen a la raza humana. [gus]

12.- Yendo de la Cama al Living (Yendo de la Cama al Living, 1982)

Entre jadeos y suspiros, esta hipnótica y enigmática pista, representa el exilio interno de García originado por las insuficiencias políticas del momento. Un Charly que se encontraba, al igual que su país, en transición. Sensual diálogo entre instrumentos; cadencia a cargo del slap de bajo, bombo y tarola, así como una fina guitarra que transita entre el jazz y el reggae. [gus]

11.- El Fantasma de Canterville (PorSuiGieco, 1976)

Utilizando de forma satírica la obra de Wilde, García adapta la temática del texto a un semiblues básico donde el protagonista es el artista sencillo y poco exitoso que pulula por la escena y él había podido dejar atrás, la estructura social que lo ata y limita como la mansión del cuento y finalmente las personas que lo miran de reojo como la familia Otis que lo tortura con su indiferencia existencial. De forma oblicua es quizá su tema más ácido contra el conjunto de «normas» que rigen nuestras vidas y se acercan más a la aleatoriedad útil. En sus propias palabras fue una forma de entender como su trabajo estaba siendo cada vez más importante y el de colegas que admiraba y con quien creció caía en la nada. El tema tiene varias versiones, pero la más cercana a la idea original, antes de ser mutilada por la dictadura se encuentra en el en vivo de Adiós Sui Generis. Alex Torres

10.- Cuando Comenzamos a Nacer (Vida, 1972)

Un tema dramático. La flauta de Nito Mestre luce en todo su esplendor. Pero aquí la letra es lo que edifica una canción hasta las nubes. Por un lado, la obra de García funciona como registro de la vida en Argentina, pero, por otro lado, en temas como este, funciona como un diario en el que vierte todas sus preocupaciones existenciales, por ejemplo “que poca cosa es la realidad”. Increíble que un tema de esta complejidad y redondez pertenezca a su primer álbum, grabado de forma precaria por dos adolescentes. Una prueba más de que el talento no necesita de grandes producciones. Enrique Carlos

9.- Promesas Sobre el Bidet (Piano Bar, 1984)

Para su tercer álbum en solitario, Charly se apoyó de un joven Fito Páez y de los futuros integrantes de la banda GIT. Como instruye García en su décimo mandamiento: “Para hacer un tema como ‘Promesas Sobre el bidet’ hace falta una brasilera divina y un bidet. Y son cosas que no están al alcance de todos”. [gus]

8.- Cerca De La Revolución (Piano Bar, 1984)

Una de las situaciones que ponen a Charly en una posición privilegiada como tótem del rock latinoamericano, es el contar con una visión y experiencia que abarca los momentos previos a la dictadura en su país, a través de ella y la vuelta a la llamada democracia, de esta manera es que se entienden temas como “Cerca De La Revolución”. Escrita al final de la dictadura, García plantea su desconfianza hacia lo que se viene, a través de un llamado a la no repetición de los errores pasados por medio de una participación activa: “y si mañana es como ayer otra vez / lo que fue hermoso será horrible después / no es sólo una cuestión de elecciones”. Con un riff tomado y apropiado de “Venus” de The Shocking Blues, “Cerca De La Revolución” es un himno absoluto, un pilar dentro del magnífico Piano Bar y su canción más interpretada en directo. Rodrigo “Bola” Torres

7.- Canción Para mi Muerte (Vida, 1972)

Del dúo Mestre-García, “Canción Para mi Muerte” abre uno de los álbumes más relevantes del rock en español: Vida de Sui Generis. Creada a base de una lírica descriptiva y armonías progresivas, cortesía de la guitarra acústica y el acompañamiento armónico de la guitarra eléctrica. La muerte se manifiesta en la habitación del cuartel donde se encontraba internado Charly mientras cumplía el servicio militar. [gus]

6.- Desarma y Sangra (Bicicleta, 1980)

Esto no es una canción, es una obra maestra. Nadie, excepto Charly García en estado de gracia, podría haber escrito una canción así. García ha dicho que la mayor parte del tema lo compuso cuando tenía 12 años… ¿quién se atreve a cuestionar su genialidad? Un tema que, en efecto, se desarma y sangra sobre una aterciopelada cama de piano y sintetizadores, ejecutados por Charly y Pedro Aznar, respectivamente. No sólo es uno de los temas más hermosos de Serú Girán, sino del mundo entero. Argentina atravesaba una dictadura, Charly cantaba “no existe una escuela que enseñe a vivir”. Enrique Carlos

5.- Viernes 3 AM (La Grasa de las Capitales, 1979)

El tema. El que no debes escuchar porque algo se puede romper dentro. El que le hubiera gustado componer a Lennon y a McCartney. El que interioriza la realidad colectiva de un país en el plano más puramente individual. El que hay que guardar en una caja en el fondo de un armario en el último cuarto de una casa. El que niega el cambio como concepto y lo eleva como cualidad primera. El que le tomó 15 minutos escribir. El favorito del Flaco. El más incómodo del artista incómodo. El del relojito que camina. El que humaniza de forma más extrema y definitiva al conducto elegido por los dioses para expresarse. Alex Torres

4.- Música de Fondo para Cualquier Fiesta Animada (Pequeñas Anécdotas Sobre las Instituciones, 1974)

Había una vez, en el duodécimo mes, un álbum nacido en Deimos. En la casilla número siete de Instituciones aparece la canción definitiva del feeling existencial imperante en 1974 Argentina, un momento oscuro que preveía días peores por venir. Con su ominosa letra que salta entre los poderes constitucionales, la locura prevalente y la incapacidad de sintonizar entre estratos y generaciones; la línea de bajo asfixiante y los lamentos a dos voces de Mestre y García éste es el soundtrack de una América Latina convulsa que empieza a percatarse del sonriente plan de la derecha más reaccionaria. ¿Oído absoluto?, odio absoluto. Alex Torres

3.- Demoliendo Hoteles (Piano Bar, 1984)

Uno de los temas registrados en disco posiblemente más crudos y directos de Charly García, y que abre de manera pletórica uno de los discos más crudos y directos del músico, el clásico Piano Bar. El mejor retrato de una época convulsa y salvaje del músico en términos generales y que tuvo como anécdota un supuesto ataque de pánico en un hotel donde se hospedó durante una presentación y cuya habitación acabó hecha pedazos. Tony Spinotti

2.- Rezo Por Vos (Parte de la Religión, 1987)

Los máximos mitos del rock argentino a ojos del mundo, a mediados de los ochenta se asociaron para la creación de un disco en conjunto que nunca se llegó a cristalizar. Sin embargo, “Rezo por Vos” fue uno de los temas que salieron a flote, volviéndose un clásico del rock argentino y un gran ejemplo del talento conjunto de ambos músicos. Aún con las distintas interpretaciones que se le podrían dar al tema, todo pareciera girar en torno a la turbulenta vida de Charly, arrastrando una historia negra: durante su presentación en un programa de TV, el departamento de Charly se incendiaría, dándole un carácter tan macabramente irónico como poético a la línea «…y quemé las cortinas y me encendí de amor…”. Un tema de una mística densa y luminosa. Tony Spinotti

1.- Los Dinosaurios (Clics Modernos, 1983)

¿Qué se puede decir de esta canción que se acerque siquiera, por error, a hacerle justicia? ¿es más bello el intro, el puente, la letra, el solo? ¿es más que la suma de sus partes? ¿carga con miles de recuerdos, con universos que no sucedieron? ¿es más grande la leyenda, es la persona en que piensas cuando la escuchas, es en la que ya no piensas? Para mí, no sólo el tema definitivo de Charly sino de toda esa torre de Babel a la que le llamamos Rock Nocional/Rock en Español. Nada que se haya escrito antes, nada que se haya escrito después pesa más que el «cuando el mundo tira para abajo…», nada que se haya compuesto al norte de la Patgonia y al sur del Bravo abraza más que esa primera nota sostenida por siete segundos. A esta canción le entras por la puerta, y si no sales siendo diferente es que no hablas este idioma. Alex Torres